George Michael en el Palais Garnier

Compartimos algunos temas de la presentación en versión sinfónica que realizó George Michael  en vivo en el histórico Palais Garnier Opera House, en París; concierto grabado en 2012 donde presentó su álbum Symphonica. Michael fue el primer artista contemporáneo que actuó allí.

 

Through
George Michael
Is that enough?
I think it’s over
See, everything has changed
And all this hatred may just make me strong enough
To walk away
They may chase me to the ends of the earth
But I’ve got you babe
And they may strip me of the things that I’ve worked for
But I’ve had my say
So hear me now
I’ve enough of these chains
I know they’re of my making
No one else to blame for where I stand today
I’ve no memory of truth
But suddenly the audience is so cruel
So God, hey God you know why I’m through
Through
I guess it’s tough, I guess I’m older
And everything must change
But all this cruelty and money instead of love
People, have we no shame?
They may chase me to the ends of the earth
But I’ve got you babe
And they may take away the things that I’ve worked for
But you’ll pull me through
It’s so clear to me now
I’ve enough of these chains
Life is there for the taking
What kind of fool would remain in this cheap gilded cage
I’ve no memory of truth
But suddenly the audience is so cruel
Oh God, I’m sorry
I think I’m through
I think I’m through
I think I’m, I know I’m

 

 

 

A Different Corner

George Michael
I’d say love was a magical thing
I’d say love would keep us from pain
Had I been there
Had I been there
I would promise you all of my life
But to lose you would cut like a knife
So I don’t dare
No, I don’t dare
‘Cause I’ve never come close in all of these years
You are the only one to stop my tears
And I’m so scared
I’m so scared
Take me back in time, maybe I can forget
Turn a different corner and we never would have met
Would you care?
Oh, I don’t understand it for you it’s a breeze
Little by little, you’ve brought me to my knees
Don’t you care?
No, I’ve never come close in all of these years
You are the only one to stop my tears
I’m so scared of this love
And if all that there is
Is this fear of being used
I should go back to being lonely and confused
If I could, I would, I swear

 

 

John and Elvis are dead
George Michael

Close friend of mine as a child fell into a slumber
No sign of life since ’75
Then one day he just, what do you know
I guess God just called his number

He called me up he called me up and said
“I’ve been awake about a week
I’m thinking about asking the doctor
If he could put me back to sleep”
Then he laughed and said
“Hey all the girls they look the same”
Don’t they know just what their mothers
Paid in blood, and tears to change

But the words that made me cry
The thing he softly said
It stayed with me, it keeps messing with my head
He said, “If Jesus Christ is alive and well
Then how come John and Elvis are dead?”

Youth, beautiful youth
We walked through the walls until we found the truth
And said “Change it, it’s ugly just change it”
Everyone we used to know
Must have given up, so long ago
You can see it, it’s written on their faces
And the inside of their clothes

But the words that made me cry
‘Cause I knew just what they meant
He turned to me and said
“Hey boy, if Jesus Christ is alive and well
Then how come John and Elvis are dead?”

“Tell me if Jesus Christ is alive and well
Then how come Marvin and Elvis are dead?”

I said “If Jesus Christ is going to save us from ourselves
How come peace, love and Elvis are dead?”

 

 

Cowboys and Angels

George Michael
When your heart’s in someone else’s hands
Monkey see and monkey do
Their wish is your command
Not to blame
Everyone’s the same
All you do is love and love is all you do
I should know by now the way I fought for you
You’re not to blame, everyone’s the same
I know you think that you’re safe
Mister
Harmless deception
That keeps love at bay
It’s the ones who resist that we most want to kiss
Wouldn’t you say?
Cowboys and angels
They all have the time for you
Why should I imagine that I’d be a find for you
Why should I imagine
That I’d have something to say
But that scar on your face
That beautiful face of yours
In your heart there’s a trace
Of someone before
When your heart’s in someone else’s plans
Things you say and things you do
That they don’t understand
You’re not to blame
Always ends the same
You can call it love but I don’t think it’s true
You should know by now
I’m not the boy for you
You’re not to blame
Always ends the same
I know you think that you’re safe
Sister
Harmless affection that keeps things this way
It’s the ones who persist for the sake of a kiss
Who will pay and pay
Cowboys and angels
They all have the time for you
Why should I imagine that I was designed for you
Why should I believe
That you would stay
But that scar on your face
That beautiful face of yours
Don’t you think that I’d know
They’ve hurt you, before
Take this man to your place
Maybe his hands can help you forget
Please be stronger than your past
The future may still give you a chance
The future, the future, not the past
That scar on your face
That beautiful face of yours
Don’t you think that I know
They hurt you before

Este corto reúne una compilación de actuaciones en vivo intercaladas con tomas detrás de escena y perspectivas con George, su orquesta y el legendario productor Phil Ramone, poco antes de su muerte en 2013.

Entre las actuaciones de sus canciones clásicas, George describe las historias detrás de algunos de sus temas favoritos.

Antes del final, George rinde un conmovedor tributo al difunto Ramone, a quien describe como el productor más consumado del siglo XX: ¨Él entendía más sobre música que cualquier persona que yo haya conocido … Y me rompe el corazón que no esté alrededor para ver este álbum lanzado o para ver este documental ¨.

Anuncios

Luciano Pavarotti, el amor hecho voz

 

A vucchella – Francesco Paolo Tosti// Gabriele D’Annunzio.

Sì, comm’a nu sciorillo
tu tiene na vucchella
nu poco pocorillo appassuliatella.

Meh, dammillo, dammillo,
– è comm’a na rusella –
dammillo nu vasillo,
dammillo, Cannetella!

Dammillo e pigliatillo,
nu vaso piccerillo
comm’a chesta vucchella,
che pare na rusella
nu poco pocorillo appassuliatella.

Si tu tiene na vucchella
nu poco pocorillo appassuliatella

 

Luciano Pavarotti Venturi hubiera cumplido años ayer (Nació en Módena, el 12 de octubre de 1935) pero por desgracia para nosotros y alegria para el universo  Luciano partió en Modena el 6 de septiembre de 2007.

Pavarotti fue el tenor lírico italiano más reconocido de las últimas decadas y uno de los cantantes contemporáneos más famosos de los últimos siglos, tanto en el mundo de la ópera como en otros  géneros musicales, uno de los mejores de todos los tiempos.

 

Fue muy conocido por sus conciertos televisados y como uno de Los Tres Tenores, junto con Plácido Domingo y José Carreras. Reconocido por su filantropía, reunió dinero para refugiados y para la Cruz Roja, y fue premiado en varias ocasiones por ello.

 

Sus inicios

Nacido el 12 de octubre de 1935 en las afueras de Módena, Luciano era hijo de Fernando Pavarotti (1912-2002), panadero y tenor aficionado, y de Adele Venturi (1915-1999), quien era trabajadora en una fábrica cigarrera. Su padre estimuló a Luciano para que empezara los estudios en el mundo del canto lírico. Aunque Luciano hablaba con cariño de su infancia vivió ciertas penurias ya que su familia tenía escasos recursos económicos.

Según Luciano,su padre tenía una fina voz de tenor, pero rechazó la posibilidad de dedicarse a la carrera de cantante debido a sus nervios. La Segunda Guerra Mundial forzó a la familia a salir de la ciudad en 1943 y al año siguiente tuvieron que alquilar una habitación a un granjero en la campiña cercana, donde el joven Luciano desarrolló interés por la agricultura.

 

Sus primeras influencias musicales provinieron de las grabaciones que poseía su padre, la mayoría de tenores populares de la época como Beniamino Gigli, Giovanni Martinelli, Tito Schipa y Enrico Caruso. Sin embargo, el ídolo de Luciano era el tenor Giuseppe Di Stefano. Cerca de los nueve años comenzó a cantar con su padre en el coro de una pequeña iglesia local. También en su juventud tomó algunas clases de canto con el profesor Dond y su esposa.

Primeras apariciones

Después de una niñez normal con un típico interés por los deportes (en su caso, el fútbol sobre todo), Luciano se graduó en la Scuola Magistrale. Tras ello tuvo dudas en seguir el magisterio, porque también soñaba con ser arquero de fútbol profesional. Su madre lo convenció para que siguiera de maestro. Ejerció entonces en una escuela primaria durante dos años, pero finalmente lo arrastró su interés por la música. No sin reservas, su padre consintió en que desarrollara su nueva vocación: acordaron que recibiría manutención hasta los 30 años y que, si no triunfaba a esa edad, se ganaría el sustento por sus propios medios.

Sus mentores en el arte del bel canto fueron Arrigo Pola y Ettore Campogalliani. Sus primeras apariciones públicas como cantante fueron en el coro del Teatro de la Comuna, en Módena, y más tarde en La Coral de Gioacchino Rossini, donde demostró su talento. Debutó el 29 de abril de 1961 como Rodolfo en La Bohème, de Puccini, en el teatro de ópera de Reggio Emilia.

 

 

Consagración

Pavarotti con Joan Sutherland en 1976.

El papel de Rodolfo le dió grandes satisfacciones; fué su carta de presentación y lo grabó junto a su coterránea Mirella Freni, dirigido por Herbert von Karajan, lo cantó en La Scala, dirigido por el célebre Carlos Kleiber en 1979, y en la primera retransmisión televisiva nacional en 1977 desde ese teatro, acompañado por la soprano italiana Renata Scotto.

La consagración absoluta llegó con Tonio, de la ópera La hija del regimiento, de Gaetano Donizetti, junto a la soprano australiana Joan Sutherland, con su difícil aria de nueve notas do de pecho que le hizo merecedor de la portada del The New York Times. En la celebración del centenario del teatro en 1983 cantó el dúo de Un ballo in maschera con la soprano estadounidense Leontyne Price.

 

 

 

Entre 1968 y el 13 de marzo de 2004, su última aparición en la sala, totalizó 382 funciones metropolitanas.

Con el equipo que formó con Joan Sutherland y la mezzosoprano Marilyn Horne se realizaron las grabaciones que lo muestran en su mejor momento vocal, en especial Lucia di Lammermoor, La fille du régiment, La Traviata, Il Trovatore, Rigoletto, L’elisir d’amore, I Puritani, La sonnambula, Maria Stuarda, Beatrice di Tenda y Turandot (dirigido por Zubin Mehta) donde se le oye por primera vez cantar Nessun dorma, aria que popularizaría inmensamente.

El célebre director austríaco Herbert von Karajan solicitó sus servicios para las grabaciones integrales de La Boheme, Madame Butterfly y un legendario Réquiem de Verdi desde La Scala junto a Fiorenza Cossotto, Leontyne Price y Nicolai Ghiaurov. También trabajó y grabó con el húngaro Georg Solti en el mismo Requiem de Verdi, Un ballo in maschera, el pequeño papel de el tenor italiano en El caballero de la rosa de Strauss y en versión de concierto el rol más temido para un tenor dramático, Otello. Pavarotti, esencialmente un tenor lírico, muy esporádicamente cantó papeles de la cuerda dramática para preservar la flexibilidad y frescura de su voz dotada de gran facilidad para los agudos.

Tampoco fue proclive a añadir nuevos papeles ni a aprender otros del repertorio francés o alemán que se avenían a su magnífico timbre de tenor. No obstante, en 1982 tuvo un gran triunfo en el Metropolitan Opera como Idomeneo de Mozart, papel que había cantado en el famoso Festival de Glyndebourne en 1964.

El 2 de junio de 1988 le nombran Cavaliere di Gran Croce Ordine al Merito della Repubblica Italiana.​

Las actuaciones más comentadas a nivel internacional del gran tenor italiano fueron las que realizó con los españoles Plácido Domingo y José Carreras, con quienes formó el trío Los Tres Tenores (The Three Tenors).

En su acercamiento a la música popular, Pavarotti grabó duetos con Eros Ramazzotti, Sting, Andrea Bocelli, Celine Dion, Liza Minnelli, Elton John, Tracy Chapman, Frank Sinatra (“My Way”), Michael Jackson, Barry White, e inéditamente con el brasileño Caetano Veloso, la argentina Mercedes Sosa y el grupo de rock irlandés U2. Un dueto con Sarah Brightman nunca se pudo concretar, aunque siempre fue deseado por los dos artistas.

 

Durante varios años seguidos a partir de 1991 Pavarotti respondió al llamado de la organización War Child, para recaudar fondos para la construcción de un centro de musicoterapia en Mostar. De esta forma, se organizaron anualmente conciertos en Módena bajo el título Luciano Pavarotti & friends, donde además participaban otras personalidades de la música internacional, como Anastacia, Mónica Naranjo, Bryan Adams, Bon Jovi, Queen, U2, Dolores O’Riordan, Simon Le Bon, Deep Purple, Stevie Wonder, Céline Dion, Natalie Cole o Vanessa Williams entre otros artistas de pop y rock .

En 2001 Universal editó un compilado de grandes éxitos titulado “Amore: The Essential Romantic Collection”.

Pavarotti fue muy solicitado en teatros de todo el mundo hasta su retiro en la Ópera Metropolitana de Nueva York el 13 de marzo de 2004 donde interpretó el papel del pintor Mario Cavaradossi en la ópera Tosca, de Giacomo Puccini, al lado de Carol Vaness.

En mayo de 2004 en vísperas de su cumpleaños número 70 el tenor anunció La gira del adiós compuesto por cuarenta conciertos en todo el mundo, para despedirse de los fieles seguidores de su canto. Pese a este retiro, en febrero de 2006 cantó el aria Nessun dorma de Turandot, de Giacomo Puccini, como cierre a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006 en el estadio Olímpico de Turín.

En su vida personal Luciano Pavarotti fue un gran aficionado al fútbol, la pintura y los caballos. Unió su destino, durante treinta y cuatro años, con Adua Verona, con quien tuvo tres niñas: Lorenza, Cristina y Giuliana, pero el 13 de diciembre de 2003 se casó en segundas nupcias con su asistente Nicoletta Mantovani, treinta años menor que él, y con ella tuvo a sus dos hijos menores: Alice y Ricardo, este último fallecido al poco de nacer.

Últimos días

La gira del adiós fue suspendida debido a una intervención en la espalda a principios de 2006, y cuando se preparaba para partir de Nueva York a reanudar su gira mundial de despedida, se le descubrió un tumor maligno en el páncreas. Fue operado en un hospital de Nueva York el 7 de julio de 2006 y todos sus conciertos fueron cancelados debido a su muy delicado estado de salud, causado por una neumonía en el postoperatorio. El 8 de agosto de 2007 fue hospitalizado víctima de un estado febril y de complicaciones respiratorias. Abandonó la clínica el 25 de agosto para continuar la convalecencia en su hogar.

El 6 de septiembre de 2007, falleció en su hogar a causa de cáncer de páncreas.

La ceremonia fúnebre se celebró en su ciudad natal, estando presentes el primer ministro italiano Romano Prodi, el ministro de Cultura Francesco Rutelli, el director de cine italiano Franco Zeffirelli y el ex secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan.

La entrada de la misa estuvo acompañada por la soprano búlgara Raina Kabaivanska, que cantó el Ave María del Otello de Verdi. Durante el ofertorio, el flautista Andrea Griminelli tocó el tema del Orfeo y Eurídice, de Gluck.

El tenor fue sepultado en el cementerio Montale Rangone cerca de su villa, en las afueras de la ciudad, donde están enterrados sus padres y su hijo Ricardo, quien murió poco después de nacer en 2003.

El Gran Aplauso

El 24 de febrero de 1968, en el Palacio de la Ópera de Berlín, Pavarotti logró el que fue, durante mucho tiempo, el aplauso más largo de la historia. Interpretando la obra El elixir de amor, escrita por el compositor Gaetano Donizetti en 1832, el tenor consiguió enamorar al público, que recompensó su talento con un aplauso de 67 minutos, más de una hora a lo largo de la cual el cantante salió 165 veces a escena, acarreando con sus respectivas 165 subidas de telón, para agradecer al público su gran apoyo.

Este aplauso tan solo ha sido superado por Plácido Domingo en una de sus actuaciones en 1991.

 

Fuente: Wikipedia

 

La forza del destino

Compartimos la obertura del compositor italiano Giuseppe Verdi: La forza del destino. Interpretada por la Orquesta Sinfónica de Galicia dirigida por Lorin Maazel. La grabación fue realizada en el Palacio de la Ópera de Coruña, el 17 de mayo de 2012, dentro del Festival Mozart.

La ópera fue encargada por el Teatro Bolshói Kámenny (luego Teatro Mariinski) de San Petersburgo, capital del entonces Imperio ruso y estrenada con la presencia del compositor el 10 de noviembre de 1862 (29 de octubre de 1862, según el calendario juliano, todavía en vigor en el Imperio Ruso hasta 1918).

Después de algunas ulteriores revisiones, tuvieron lugar poco después interpretaciones en Roma en 1863 (como Don Alvaro) y Madrid, en el Teatro Real, con la asistencia del mismo Verdi . La ópera, posteriormente, viajó a Nueva York y Viena (1865), Buenos Aires (1866) y Londres(1867).

Actualmente La fuerza del destino sigue estando en el repertorio operístico, estando entre las cien óperas más representadas del período 2005-2010, según la base de datos Operabase. En concreto es la n.º 64 de la lista. En Italia es la 26 y la 11.ª de Verdi; todo ello, por 64 representaciones.

 

Diana Damrau y Nicolás Testé con la Filarmónica de Buenos Aires

Jueves 27 de abril, 20:00 horas.

 

La soprano Diana Damrau y el bajo-barítono Nicolas Testé cantarán junto a la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires

 

El maestro Mario Perusso estará a cargo de la dirección musical.

 

El jueves 27 de abril a las 20:00 horas, la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires realizará en el Teatro Colón el cuarto concierto de su ciclo de abono. Con la dirección del maestro Mario Perusso se presentarán la soprano alemana Diana Damrau y el bajo-barítono francés Nicolas Testé. El programa estará integrado por oberturas y arias de Gioacchino Rossini, Giacomo Meyerbeer, Charles Gounod, Ambroise Thomas, Camille Saint-Saëns, Antônio Carlos Gomes, Vincenzo Bellini, Amilcare Ponchielli y George Gershwin, de óperas como El barbero de Sevilla, Loshugonotes, Fausto, Hamlet y Romeo y Julieta, entre otras.

La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires obtuvo dos Premios Konex de Platino como la mejor orquesta argentina de las dos últimas décadas, en 1999 y en 2009. En 2015 la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina la distinguió con el Premio “Mejor Orquesta Sinfónica Argentina” de 2014, galardón que también obtuvo en 2012.

Mario Perusso debutó en 1968 en el Teatro Argentino de La Plata y en 1973 en el Teatro Colón, donde asumió la dirección de casi todas las óperas de Puccini y varios títulos verdianos, entre otros numerosos espectáculos líricos, coreográficos y conciertos. Dirigió en teatros y orquestas de Sudamérica, en ciudades italianas, y en la Ópera de Praga y de Atenas. Fue director artístico del Teatro Argentino de La Plata (1989-1998) y del Teatro Colón (1998-2000). Como compositor destacan sus óperas Guayaquil, Escorial, La voz del silencio, Fedra y Bebe Dom o LaCiudad Planeta, estrenadas en el Teatro Colón.

Diana Damrau se presentó en los principales escenarios de ópera y concierto durante dos décadas. Su vasto repertorio abarca los papeles principales de Lucia di Lammermoor (La Scala, Ópera del Estado de Baviera, Metropolitan, Royal Opera House), Manon (Ópera Estatal de Viena, Metropolitan) y La traviata (La Scala, Metropolitan, Royal Opera House, Ópera Nacional de París, Ópera Estatal de Baviera), así como La reina de la noche en La flauta mágica (Metropolitan, Festival de Salzburgo, Ópera Estatal de Viena, Royal Opera House). Desde su debut en 2005, el Metropolitan fue el teatro donde realizó los roles que la distinguen.

Segundo Premio en el concurso “Voix Nouvelles” 1998, Nicolas Testé realiza actuaciones en salas líricas como el Metropolitan de Nueva York, Ópera Estatal de Múnich, Ópera de Los Ángeles, Ópera de San Francisco, Ópera Alemana de Berlín, Ópera Nacional de París, Teatro de San Carlos (Nápoles), Gran Teatro de Ginebra, Teatro La Fenice, así como en los festivales de Glyndebourne y Chorégies d’Orange. Su repertorio incluye los roles principales de Ifigenia en Áulide (Agamenón), Manon (Des Grieux), Hamlet (Claudius), La flauta mágica (Sarastro), Fausto(Méphistophélès) y Los cuentos de Hoffmann (los cuatro villanos), entre otros.

 

Las localidades se ya se encuentran a la venta en la boletería del Teatro Colón, Tucumán 1171 (4378-7109), de lunes a sábado de 10.00 a 20.00 horas y los domingos de 10.00 a 17.00 horas. También se pueden adquirir vía telefónica al 5254-9100; o por Internet ingresando enwww.teatrocolon.org.ar. Localidades desde: $ 100.

 

 

Mario Perusso

Director de orquesta

 

Nació en Buenos Aires en 1936, donde cursó sus estudios musicales en el Conservatorio de Música “Alberto Williams”. Cayetano Marcolli fue su maestro de composición y Mariano Drago de dirección orquestal en la Escuela de Bellas Artes de La Plata. Durante el bienio 1966/67 fue becario del Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales del Instituto Torcuato Di Tella, bajo la dirección de Alberto Ginastera, donde asistió a los cursos de composición de los maestros Luigi Dallapiccola, Olivier Messiaen, Cristóbal Halffter y Luigi Nono.

Debutó como director de orquesta en el Teatro Argentino de La Plata en 1968, donde dirigió espectáculos líricos, coreográficos y conciertos sinfónicos.

En 1973 hizo su debut en el Teatro Colón dirigiendo La Bohème de Puccini. En dicho teatro asumió la dirección de numerosas producciones: la casi totalidad de las óperas de Puccini; los títulos verdianos Aida, Rigoletto, La traviata, Il trovatore, Simon Boccanegra y Otello; Andrea Chénier de Giordano; Jenufa de Janácek; La valkiria de Wagner; Boris Godunov de Mussorgsky; Francesca da Rimini de Zandonai, entre muchas otras.

Fue maestro sustituto del Teatro Colón desde 1969; Director artístico del Teatro Argentino de La Plata desde 1989 hasta 1998; y entre 1998-2000 asumió la dirección artística de este coliseo.

Dirigió todos los organismos sinfónicos más importantes del país. En el exterior, en la sala del Conservatorio Giuseppe Verdi de Milán, Festival Puccini de Torre del Lago (Lucca), Teatro Pergolesi de Jesi, Teatro de la Ópera de Fabriano, Ópera Estatal de Praga, Ópera de Atenas, entre otros. En Sudamérica, fue director titular de las orquestas Sinfónica Nacional de Bolivia, Sinfónica de Bahía Blanca y Estable del Teatro Colón.

Como compositor se destacan sus óperas Azrael, el ángel de la muerte, Teatro Argentino de La Plata, 2009; Guayaquil, 1993; Escorial, 1989 y La voz del silencio, 1969, éstas tres estrenadas en el Teatro Colón. En 2010 fue nombrado compositor residente de dicho teatro, donde tuvo lugar el estreno de Una sinfonía lírica, Drama sin palabras y sus óperas Fedra y Bebe Dom o La Ciudad Planeta.

 

 

Diana Damrau

Soprano

Durante dos décadas se ha presentado en los principales escenarios de ópera y concierto. Su vasto repertorio abarca los papeles principales de Lucia di Lammermoor (La Scala, Ópera del Estado de Baviera, Metropolitan, Royal Opera House), Manon (Ópera Estatal de Viena, Metropolitan) y La traviata (La Scala, Metropolitan, Royal Opera House, Ópera Nacional de París, Ópera Estatal de Baviera), así como La reina de la noche en La flauta mágica (Metropolitan, Festival de Salzburgo, Ópera Estatal de Viena, Royal Opera House).

Nacida en Alemania, recibió el título de Bayerische Kammersängerin (2007) y la Orden Bávara de Maximiliano para las Ciencias y Artes (2010). Forjó estrechos vínculos con la Ópera Estatal de Baviera, donde cantó Lucia di Lammermoor, Los cuentos de Hoffmann (las cuatro heroínas), Ariadna en Naxos (Zerbinetta), La mujer silenciosa (Aminta), La flauta mágica (La reina de la noche), Rigoletto (Gilda), La traviata (Violetta) y El rapto en el serrallo (Constanza).

Desde su debut en 2005 el Metropolitan fue el teatro donde realizó los roles que la distinguen, proyectados mundialmente en cines. Cabe destacar las nuevas puestas de Rigoletto (Gilda), El barbero de Sevilla (Rosina), El conde Ory (Adèle), Los pescadores de perlas (Leïla) y los protagónicos de Lucia di Lammermoor, La traviata, Manon, La sonámbula y La hija del regimiento.

También interpretó óperas contemporáneas: A Harlot’s Progress de Iain Bell, basada en los grabados de Hogarth, escrita para ella (Ópera de Viena 2013) y 1984 de Lorin Maazel (Royal Opera House 2005).

Destacada intérprete de lied, realiza recitales en prestigiosas salas con los pianistas Helmut Deutsch y Craig Rutenberg, y el arpista Xavier de Maistre.

Su discografía incluye arias de ópera; canciones de Strauss y Liszt; temas de opereta, cine y musicales (premio ECHO Klassik 2014) y varias óperas completas.

Luego de este debut en el Teatro Colón (en gira sudamericana junto a Nicolas Testé) realizará una gira europea con arias de Meyerbeer.

 

 

Nicolas Testé

Bajo-barítono

 

Nació en París donde estudió piano, fagot e historia de la música. Luego ingresó en el Centro de Formación Lírica de la Ópera Nacional de París, dando comienzo a su carrera de cantante. En 1998 obtuvo el Segundo Premio en el concurso “Voix Nouvelles”.

Realiza actuaciones en las principales salas líricas como el Metropolitan de Nueva York, Ópera Estatal de Múnich, Ópera de Los Ángeles, Ópera de San Francisco, Ópera Alemana de Berlín, Ópera Nacional de París, Teatro de San Carlos (Nápoles), Gran Teatro de Ginebra, Teatro La Fenice, así como en los festivales de Glyndebourne y Chorégies d’Orange.

Su extenso repertorio incluye los papeles principales de Ifigenia en Áulide (Agamenón), Romeo y Julieta (Frère Laurent), Manon (Des Grieux), Hamlet (Claudius), Il trovatore (Ferrando), La flauta mágica (Sarastro), Cástor y Polux (Júpiter), Fausto (Méphistophélès), Los cuentos de Hoffmann (los cuatro villanos) y El barbero de Sevilla (Basilio).

En la temporada 2015/2016 debutó en la Ópera Estatal de Baviera en La bohème (Colline) y en la Ópera de San Francisco en Lucia di Lammermoor (Raimondo). Actuó en la primera producción en la historia del Metropolitan de Los pescadores de perlas (Nourabad) de Bizet. Además cantó Lucia di Lammermoor (Raimondo) en la Ópera Alemana de Berlín, I puritani (Sir Giorgio) en el Teatro Real de Madrid y La traviata (Doctor Grenvil) en Orange.

Durante el transcurso de la temporada 2016/2017 retornó a la Ópera Estatal de Múnich en La bohème (Colline), al Metropolitan en Carmen (Zúñiga), a la Ópera Nacional de París en Sansón y Dalila (Abimélech) y a la Ópera de Los Ángeles en el papel de los cuatro villanos de Los cuentos de Hoffmann.

Esta noche debuta en el Teatro Colón junto a la soprano Diana Damrau, como parte de una gira por Sudamérica que incluye San Pablo, Ciudad de México, Tijuana y Frutillar. En mayo y junio realizará otra gira, “Belcanto Drammatico”, con la Prague Philarmonia y Damrau, actuando en importantes salas de concierto de Europa.

 

Entrevista al baritono español Luis Cansino

 

 

Compartimos la muy interesante entrevista realizada por operaworld.es al  fantástico baritono Luis Cansino.

Cansino es un  barítono español nacido en Madrid y de origen gallego. La crítica resalta entre sus muchas cualidades su amplia versatilidad, su bello timbre de voz y su fuerza interpretativa al abordar los roles propios de su cuerda, tanto en ópera como en zarzuela.

Nacido en Madrid, aunque de origen gallego, inicia su formación musical en Vigo y la continua en el Real Conservatorio Superior de Madrid, donde cursa la carrera de Canto finalizando la misma con el Premio de Honor Fin de Carrera y el Premio Extraordinario “Lucrecia Arana”. Amplía su formación con Pedro Lavirgen y es galardonado por la Asociación Madrileña de Amigos de la Música, la Asociación Músico-Cultural Pedro Lavirgen, los Ayuntamientos de Bujalance y Haro, el Instituto Michoacano de Cultura , el Departamento de Cultura de la Ciudad de México y la Fundación Arte Lírico de Colombia.

En 1990 gana el 1º premio del Concurso Francisco Alonso y en 1993 la revista mexicana Proceso le concede el Premio Revelación Lírica y es nombrado Embajador Cultural para la Paz en Chiapas por el Gobierno Mexicano.

En 1998 participa en los actos conmemorativos del Centenario de la Independencia de Filipinas en el CCP Main Theatre Tanghalang Nicanor Abelardo of Manila y en 2010 es invitado a cantar en Le Concert Noble de Bruxelles con motivo de la Presidencia Española de la Unión Europea.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: canal en youtube de operaworld.es

Wikipedia.com

youtube.com

http://www.luiscansino.com/es/

Tosca, de Giacomo Puccini

Compartimos la película sobre la ópera Tosca de Giacomo Puccini, bajo la  dirección de Gianfranco de Bosio (1976)

Floria Tosca : Raina Kabaivanska
Mario Cavardossi : Placido Domingo
Barone Scarpia : Sherril Milnes
Ambrosian Singers
New Philharmonia Orchestra
Conductor : Bruno Bartoletti  (Subtítulos en inglés)

Tosca es una ópera en tres actos, con música de Giacomo Puccini y libreto en italiano de Luigi Illica y Giuseppe Giacosa. Fue estrenada con éxito en Roma, el 14 de enero de 1900, en el Teatro Costanzi. El texto de la obra está basado en un intenso drama, La Tosca, de Victorien Sardou, presentado en París en 1887, donde actuaba la gran actriz Sarah Bernhardt.puccini_tosca

                                                                                            Cartel original de 1900

Tosca es considerada una de las óperas más representativas del repertorio verista italiano, por su intensidad dramática y por contener algunas de las arias más bellas del repertorio. El argumento combina amor, intriga, violencia, pasión y muerte. Junto a Madama Butterfly y La Bohème, integra el trío de óperas más conocidas de Puccini.

 

Argumento:

La acción transcurre en Roma, el 14 de junio de 1800, cuando Napoleón vence a los austríacos al mando del general Michael von Melas en la batalla de Marengo.

Acto I – Iglesia Sant’Andrea della Valle

Angelotti, ex cónsul de la República de Roma, huye de la prisión y se refugia en la iglesia Sant’Andrea della Valle, donde se encuentra el panteón familiar. De acuerdo a un mensaje que le enviara su hermana, la marquesa Attavanti, allí encontraría ropas para disfrazarse y huir de Roma. Angelotti entra a la capilla y se esconde en ella. Aparece el Sacristán creyendo que alguien ha entrado pero solamente encuentra un cesto con comida del pintor Mario Cavaradossi.

Aparece el pintor para continuar con su trabajo, un cuadro con la imagen de María Magdalena en el que el Sacristán reconoce a una dama que había visto rezando en la iglesia. Sin embargo, el pintor solo piensa en Floria Tosca, su amada, actriz y cantante.

Angelotti, abandona su escondite creyéndose solo, y se encuentra con Cavaradossi quien está decidido a ayudarle a escapar. Se escucha la voz de Tosca que se acerca, y el pintor le ofrece comida a su amigo, quien se esconde nuevamente. Al llegar Tosca, está convencida de haber escuchado voces y le monta a su amante una escena de celos, que se agrava al notar el parecido de la Magdalena del cuadro con la marquesa Attavanti. Finalmente, acepta las explicaciones de Cavaradossi y se marcha.

Aparece nuevamente Angelotti y Cavaradossi le ofrece como refugio su casa de campo hasta abandonar el país. El ruido de un cañón proveniente del castillo de Sant’Angelo da cuenta de que se ha descubierto la fuga de Angelotti, y Cavaradossi decide acompañar personalmente a Angelotti a su casa.

El Sacristán entra jubiloso para comunicarle a Cavaradossi la noticia de que Napoleón Bonaparte había sido derrotado. Pero su alegría se interrumpe al llegar Scarpia, el jefe de policía de Roma, para registrar la capilla de los Attavanti, y encuentran un abanico con el escudo de armas de la familia Attavanti. Scarpia concluye que Angelotti ha sido ayudado a fugarse.

Reaparece Tosca buscando a Cavaradossi, y Scarpia sugiere que su amante se ha ido con la dama del cuadro. En un nuevo arranque de celos, Tosca decide ir a la casa de campo a sorprenderlos. Scarpia ordena a Spoletta que la siga y busque allá a Angelotti. Sin embargo, Scarpia confiesa que su intención no es solamente capturar al fugitivo sino también seducir a Tosca. Comienza el Te Deum y todos se unen en la plegaria de acción de gracias.

Acto II – Palacio Farnese. Oficinas de Scarpia

Desde su oficina en el Palacio Farnese, Scarpia medita sobre sus deseos amorosos y la búsqueda de Angelotti. Se oyen los ecos de la fiesta en honor a la derrota de Napoleón, y Scarpia da la orden de que Tosca sea conducida ante él una vez que finalice su actuación. Spoletta, presa del miedo, le informa de que cuando encontraron a Angelotti se suicidó cuando vio que el ejército romano venía por el. Pero Cavardossi estaba en su poder; a lo que Scarpia respondió que muerto lo colgaran de la horca. Scarpia interroga a Cavaradossi, pero al no obtener resultados ordena que sea torturado hasta que confiese. En medio de la tortura llega Tosca, y horrorizada ante los gritos de su amante confiesa el lugar donde se oculta Angelotti.

Cavaradossi, iracundo acusa a Tosca de traidora, pero llega Sciarrone para informar a Scarpia de que Napoleón había triunfado sobre el ejército austriaco en la batalla de Marengo. Cavaradossi exclama con júbilo su esperanza en el fin de la tiranía, y Scarpia responde ordenando que el prisionero sea ejecutado.

Tosca y Scarpia quedan solos, y el jefe de policía le ofrece salvar la vida de Cavaradossi si ella se entrega a sus deseos. Tosca no sabe como huir de esa situación, y a pesar de sus ruegos y lágrimas se ve obligada finalmente a ceder (Vissi d’arte), no sin antes exigir un salvoconducto para que ambos amantes puedan huir de la ciudad. Scarpia acepta y finge dar órdenes a Spoletta para simular la ejecución de Cavaradossi, y de esa forma mantener las apariencias y evitar sospechas respecto del acuerdo con Tosca.

Spoletta comprende las órdenes de Scarpia y se retira. Impaciente, Scarpia se acerca a su víctima, y Tosca, que toma un cuchillo de la mesa, lo apuñala en el pecho, toma el salvoconducto y escapa, después de acercar dos candelabros junto al cuerpo de su enemigo y colocar en su pecho un crucifijo.

Acto III – Terraza superior del castillo de Sant’Angelo

Mientras amanece se escuchan las campanadas de las iglesias de Roma y el canto de un pastor. Un soldado trae a Cavaradossi, y el carcelero mira los papeles buscando el nombre del reo y le anuncia que solo le queda una hora de vida. A cambio de un anillo obtiene permiso de escribir unas líneas a su amada. Entra Tosca y se precipita hacia Cavaradossi, le muestra el salvoconducto y le relata lo sucedido. Le pide que actúe con naturalidad cuando simulen la ejecución. El pelotón se alista para el fusilamiento, dispara contra el reo, y Mario cae. Al retirarse los soldados, Tosca se acerca a su amante y lo llama para que escapen, pero Mario está muerto.

Comienzan a oírse voces que se acercan en búsqueda de Tosca ya que ha sido encontrado el cuerpo de Scarpia, y Spoletta aparece junto a Sciarrone para detener a Tosca. Tosca, desesperada, sube rápidamente a la muralla del castillo, y se lanza al vacío.

Danzas Polovtsianas del príncipe Igor, de Aleksandr Borodín

Compartimos el fragmento de las Danzas Polovtsianas (o Danzas de los pólovtsy) a veces llamadas Danzas Cumanas, quizás el más conocido de la ópera El Príncipe Ígor de Aleksandr Borodín. A menudo se interpreta como una pieza independiente en conciertos y es una de las obras más populares del repertorio clásico.

En la ópera las danzas son interpretadas con un coro (con una breve intervención de Konchak, Khan de los pólovtsy), pero las interpretaciones en concierto a menudo omiten las partes corales y el solo de contrabajo.

Las danzas no incluyen la “Marcha Polovtsiana” que abre el Acto III (nº 18), pero la obertura, las danzas y la marcha de la ópera han sido ejecutadas juntas para formar una suite de El Príncipe Ígor.

Las danzas suceden en el Acto II de la ópera (en la edición original), cuando se celebra un banquete preparado por el Khan de los polovtsianos. El libreto indica:

Entran músicos y miembros del séquito. Hombres, mujeres y jóvenes muchachas se unen en el canto y danzas; compiten uno con otro, desaforadamente y con entusiasmo.