Entrevista a James Rhodes del portal Publico.es . Por Sara Plaza

Compartimos la entrevista del portal publico.es realizada por Sara Plaza al pianista James Rhodes: http://www.publico.es/culturas/james-rhodes-entrevista-fugas-libro-musica.html

ENTREVISTA A JAMES RHODES “Aprender a tocar un instrumento debería ser un derecho humano fundamental”

El pianista inglés regresa a las librerías con su segundo libro, ‘Fugas o la ansiedad de sentirse vivo’, un relato que recoge los meses de una gira europea marcada por la depresión y la ansiedad.

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Tras el éxito de Instrumental (Blackie Books, 2015), James Rhodes vuelve a enfrentarse a su pasado y este miércoles publica su segundo libro, Fugas o la ansiedad de sentirse vivo (Ed. Blackie Books). Esta vez el pianista británico habla sin tapujos de sus enfermedades mentales: de la depresión, la ansiedad y de los distintos trastornos diagnosticados, que son consecuencia de cuatro años de violaciones y de abusos sexuales cuando sólo tenía seis años.

A través de un diario que escribió durante los meses de gira por Europa en el año 2016 -en pleno auge de su primer libro-, Rhodes cuenta su lucha constante por callar a las voces de su cabeza que no le dejan vivir. Y de nuevo, la música clásica aparece como eje vertebrador de todo el libro, donde Bach, Chopin o Beethoven vuelven a ser sus salvadores.

James Rhodes es desde hace pocos meses vecino de Madrid, una ciudad de la que dice estar enamorado. “Finalmente he encontrado mi sitio, mi casa. La gente es muy amable, es una ciudad mucho más relajada, que me ayuda a calmarme de una manera muy agradable. Lo siento, pero me voy a quedar mucho tiempo aquí“.

El pianista ha recibido a Público en una de las habitaciones del Hotel Totem Madrid donde, con una amabilidad y una cercanía infinitas, ha hablado sobre su nuevo libro, la música clásica y sobre lo empeñados que estamos todos en ser felices, aunque nos resulte imposible.

El libro de ‘Fugas’, como ya hizo en su momento ‘Instrumental’ con los abusos sexuales, habla sin rodeos de las enfermedades mentales y pone sobre la mesa un tema que sigue estando marcado por el estigma. ¿Por qué sigue costando tanto acabar con este tabú social?

Tenemos tabús sociales sobre todo. Una de las cosas buenas, si es que hay alguna, en el caso Westein es que estamos rompiendo el tabú sobre el abuso de poder o la violación. Y estamos siendo capaces de hablar de ello y, más importante aún, la gente está empezando a escuchar.

“En los libros de autoayuda te dicen que puedes ser feliz en tres semanas y eso es una gilipollez”.

Lo que pasa con las enfermedades mentales es que fingimos que nuestra vida es fantástica, nos hacemos 45 selfies y elegimos el que sea perfecto. Y todos creemos que la vida de los demás es maravillosa, cuando en realidad todos tenemos vidas de mierda, todos tenemos ansiedad, depresión… Todos, a veces, nos sentimos una mierda en nuestro trabajo, todos tenemos problemas en nuestras relaciones. A veces nos odiamos o no podemos mirarnos al espejo. Y es normal y no pasa nada. Creo que deberíamos aprender a sentir eso y no esconderlo. Espero que si la gente lee el libro pueda sentirse identificada. Parece que todo el mundo tiene ese manual de instrucciones de la vida. Y yo no lo tengo, no sé lo que estoy haciendo. A veces no me siento como un adulto y no pasa nada. Tiene que estar bien poder decir esto. Y si cada vez más gente dice esto, cada vez habrá menos estigma y menos tabú al respecto.

Por eso pienso que los libros de autoayuda son tan peligrosos, porque los lees y piensas: “Lo estoy haciendo todo mal”. Te dicen que puedes encontrar la felicidad en tres semanas y eso es una gilipollez, es mentira. Tenemos que empezar a contextualizar esto y hablar de ello de otra manera.

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

A pesar de que Fugas no es un libro de autoayuda, ¿te ha servido, personalmente, como terapia enfrentarte de nuevo a esos meses tan duros?

Sí, creo que sí. Creo que escribir ayuda. Cualquier actividad creativa ayuda. En el mundo en el que vivimos las cosas son tan rápidas, hay tanta presión, tanta velocidad, tantos estímulos por todas partes, que encontrar algo creativo es una especie de antídoto para esto, nos ayuda a relajarnos.

Mi palabra favorita en español es duende. Se trata de encontrar algo que te pueda dar ese duende. Joder, es increíble. En mi caso es la música, pero es algo que la trasciende. Tiene que ver con la autoestima, con la disciplina, con la concentración, con el trabajo en equipo, la alfabetización. Mejora todo. Si encuentras algo creativo te puede ayudar mucho.

De nuevo la música clásica tiene un papel protagonista en el libro. ¿Cómo ha influido en su proceso de recuperación?

Creo que podríamos deshacernos del adjetivo “clásica” y decir sólo música, porque entonces es lo mismo para todos. Nos da igual que sea Jorge Drexler, Lana del Rey o Luis Fonsi. La música es fundamental en la vida de todas las personas, la vida sin música sería inconcebible. Escuchamos música para hacer ejercicio, cuando vemos películas está presente, cuando lo dejamos con nuestros novios y nuestras novias, cuando estamos en el metro, cuando nos relajamos… Es la expresión más unificadora del mundo. Más que la religión, más que el fútbol. Está en todas partes.

“La vida sin música sería inconcebible”

Y la razón por la que es tan poderosa para mí, la música clásica en particular, es porque va por debajo de las palabras. Es un lenguaje, un idioma que va directamente al corazón, sin pasar por el cerebro y es maravilloso. Es como estar delante de un cuadro en el Thyssen. No hay palabras, pero te emociona y esa es la experiencia que tengo yo con la música, me hace dejar de pensar. Y cualquier cosa que me haga dejar de pensar que no sea un químico es muy importante.

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

¿Por qué se sigue viendo la música clásica como algo alejado, antiguo y pretencioso?

La mayoría del público son pijos y van para que les vean con sus abrigos de piel, con sus trajes y van como diciendo “mirad qué cultura tengo escuchando a Brahms y pago 200 euros para ir al Palacio Real para ver Don Giovanni”. Eso es una idiotez. La gente de la industria, los músicos y los promotores quieren mantener la música clásica como una forma de arte elevada, que es mejor que todas las demás y, además, tienes que ser muy culto y tener dinero para comprenderlo. Nada de eso es cierto, la música es de todos y de alguna manera se la están apropiando esas personas. Es una de las razones por las que la música y la enseñanza musical son tan importantes: para que los niños sientan que es algo accesible.

Muchas veces pienso, ¿podemos llevar ropa que no parezca una puta ridiculez como si estuviéramos en el siglo XVIII, podemos ser más relajados, no tomarnos esto tan en serio? La música en sí es perfecta, no hay que cambiar nada, pero la presentación y todo lo que le rodea es demasiado. A veces parece que estés yendo a misa y no se puede hacer ningún tipo de ruido. Debería ser como ir al cine, que es un ambiente relajado, que lo disfrutas, debería ser posible cerrar los ojos y disfrutar de la música durante hora y media. Escaparse de Twitter, de Gran Hermano, de Tinder, de todo esto… Y escuchar la música, eso es algo maravilloso.

¿Cómo definiría a esos “guardianes” de la música clásica que has mencionado?

Creo que están asustados. A veces dicen que quieren abrir las puertas para que entren nuevos públicos, pero luego al final no lo hacen, quieren que vaya la gente de los grandes bancos, la gente de mucho dinero y, sinceramente, creo que son gilipollas. Es una generalización y seguro que hay gente que le gusta tener nuevos públicos, chavales con pendientes y con tatuajes.

“A la música clásica quieren que vaya la gente de los grandes bancos, la gente de mucho dinero y, sinceramente, creo que son gilipollas”

Mucha gente ha venido a conciertos míos en el Teatro Price, por ejemplo, que nunca habían ido a un concierto de música clásica antes y me hace muy feliz, pero también es difícil porque si no sabes nada de música clásica ¿por dónde empiezas? Igual por la Quinta sinfonía de Beethoven, pero hay cuatrocientas grabaciones de esta pieza. Luego ves allegro, sexto adagio, segundo movimiento, tercer movimiento…Te sientes un poco tonto y te compras los cincuenta mejores clásicos chill out. No hace falta llegar a este punto. Una de las cosas que me pone muy contento es que los sábados hago un espectáculo corto con Javier del Pino en la Cadena Ser y tenemos dos millones de oyentes: gente que trabaja en la hostelería, taxistas o gente en su casa. En vez de hablar de política o del Real Madrid hablamos de Brahms, de Mozart y de torrijas – y de otras cosas divertidas – (risas). Creo que tenemos que hacer esto más a menudo, en televisión, en la radio, deberíamos tocar en diferentes sitios, en diferentes momentos e intentar que la gente tenga acceso a la música. Con este libro espero que la gente diga: “Sí, he escuchado un poco de Mozart, un poco de Bach” y también que sigan escuchando a Lana del Rey, a Muse, claro.

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

James Rhodes.- Foto de CHRISTIAN GONZÁLEZ

Desde la industria no se hace muy accesible, pero desde fuera tampoco se incentiva mucho su aprendizaje. Apenas se destinan recursos para aprender a tocar instrumentos y al final todo depende que los padres tengan dinero para pagar las clases a sus hijos…

Esto ocurre porque los gobiernos de todo el mundo no lo priorizan. Por alguna ridícula razón piensan que el álgebra es más importante que la música. ¿Pero qué coño es eso? ¿Necesitamos más banqueros? No, en realidad no, necesitamos a gente que sea capaz de estar en una orquesta, que sea capaz de experimentar la música de distintas formas. He trabajado con niños en colegios y he visto la diferencia increíble que puede suponer la vocación musical, porque no es sólo aprender a tocar un piano o un violín, sino trabajar en equipo, tener más autoestima, poder concentrarte en algo. También tiene un impacto en las familias, en las vidas sociales de cada uno.

Es muy importante y los gobiernos deberían hacer un esfuerzo mucho mayor en la situación en la que estamos ahora. Creo que es igual en España y en Inglaterra: a menos que tus padres tengan dinero no vas a aprender a tocar un instrumento. Si tuviera una varita mágica todos los niños de todos los colegios del mundo aprenderían a tocar un instrumento. Y luego si quieren continuar deberían tener la oportunidad de hacerlo, pero tienen que tener una enseñanza básica, debería ser un derecho humano fundamental.

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

James Rhodes.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

En España la asignatura de música ha dejado de ser obligatoria en los centros públicos y se han reducido las horas lectivas. ¿Qué les diría a los políticos que toman este tipo de decisiones?

Es terriblemente triste, pero es muy difícil cambiar un sistema político cuando hay una crisis económica y política. Ningún político va a defender la música porque lo que quieren son votos. Es muy difícil, pero sí que tiene que cambiar.

Los profesores tienen que tener más formación, los colegios más dinero, más acceso a instrumentos y a tener un lugar donde guardar esos instrumentos. He trabajado en algunos colegios en Inglaterra donde se compraron instrumentos a los niños y algunos no los podían llevar a casa porque eran tan pobres que su madre los vendería para comprar drogas, por ejemplo. Tiene que haber un cambio enorme y esto conlleva mucho tiempo y mucho dinero. No creo que sea difícil, pero es casi imposible sin intención política. Diría que cualquier político que disfruta escuchando una sinfonía o yendo a la ópera o escuchando a Bach o, incluso, a Lana del Rey, es un hipócrita enorme si hace esto y a la vez no está luchando por la educación musical. Debería sentir vergüenza.

Anuncios

Música y películas: Yentl

Yentl es una hermosa película musical estadounidense dirigida, protagonizada y coproducida por Barbra Streisand, que se estrenó el 18 de noviembre de 1983.

Está basada en la obra teatral homónima de Leah Napolin e Isaac Bashevis Singer, que a su vez se basa en el cuento de Singer Yentl the yeshiva boy (Yentl, el chico de la Yeshivá).

La música y las canciones del musical fueron compuestas por Michel Legrand, debiendo gran parte de su éxito a canciones memorables como “Papa, can you hear me?” y “The way he makes me feel”, ambas interpretadas por Streisand.

 

Las letras de las canciones de la banda sonora fueron escritas por

Alan y Marilyn Bergman. Las canciones son las siguientes:

  • Where is it written? (¿Dónde está escrito?) – interpretada por Yentl
  • Papa, can you hear me? (Papá, ¿puedes oírme?) – Yentl
  • This is one of those moments (Éste es uno de esos momentos) – Yentl
  • No wonder (Sin duda??) – Yentl
  • The way he makes me feel (El modo en que él me hace sentir) – Yentl
  • Tomorrow night (Mañana por la noche) – Yentl
  • Will someone ever look at me that way? (¿Alguna vez alguien me mirará así?) – Yentl y Hadass
  • No matter what happens (No importa lo que pase) – Yentl
  • A piece of sky (Un pedazo de cielo) – Yentl

Yentl es una muchacha judía que vive con su anciano padre, el rabino de un pueblo en la Europa Oriental de principios del siglo XX.​ Yentl está muy interesada en los estudios pero en su época la educación superior está prohibida a las mujeres, aunque su padre le permite estudiar a escondidas.

Cuando su padre muere repentinamente Yentl tiene la ocurrencia de  vestirse como hombre parapoder estudiar en una escuela talmúdica.

 

 

En su camino encuentra a un grupo de estudiantes y uno de ellos Avigdor, se convierte en su amigo y protector. Yentl se siente feliz en el ambiente académico y sobre todo disfruta de las interminables discusiones conAvigdor, de quien empieza a enamorarse. Pero el estar fingiendo , no puede expresarle sus sentimientos. Por su parte Avigdor está enamorado de su prometida, Hadass, pero la tragedia aleja a la pareja cuando la familia de Hadass descubre que el hermano de Avigdor se había suicidado, por lo que cancelan la boda por considerar marcada a la familia de Avigdor.

 

 

Avigdor se siente desolado y le pide a su amigo Anshel (Yentl) que vaya a consolar a su amada Hadass. A sus padres, que están deseosos de casarla inmediatamente, se les ocurre que Anshel es un buen partido, e incluso a Avigdor le parece una buena idea, ya que dice que si no puede ser para él, casándose con su mejor amigo no la perderá del todo.

 

 

A partir de alli los hechos se suceden en una forma que Anshel (Yentl) no puede controlar pero que finalmente permitiran que encuentre su sueño de vivir y estudiar con  libertad.

 

 

 

 

LA ORQUESTA FILARMÓNICA DIRIGIDA POR VLADIMIR VERBITSKY

LA ORQUESTA FILARMÓNICA DIRIGIDA POR VLADIMIR VERBITSKY

La Orquesta Filarmónica de Buenos Aires ofrecerá su decimocuarto concierto de abono, hoy a las 20 horas, con la dirección del maestro ruso Vladimir Verbitsky. Últimas entradas a la venta en la boletería (Tucumán 1171). El concierto también se podrá disfrutar en vivo a través del programa de radio del Teatro, Abono 1110: bit.ly/LaOnceDiez.
Interpretarán Preludio y Toccata, para cuarteto y orquesta de cuerdas de José María Castro; Harmonies du soir, Op. 31, para cuarteto de cuerdas y orquesta de Eugène Ysaÿe y Sinfonía N° 11, Op. 103, “El año 1905” de Dmitri Shostakovich. Participará el el Cuarteto Gianneo como solista.

Más información en bit.ly/OFBA14

 Extraído de Teatro Colón

 

Luciano Pavarotti, el amor hecho voz

 

A vucchella – Francesco Paolo Tosti// Gabriele D’Annunzio.

Sì, comm’a nu sciorillo
tu tiene na vucchella
nu poco pocorillo appassuliatella.

Meh, dammillo, dammillo,
– è comm’a na rusella –
dammillo nu vasillo,
dammillo, Cannetella!

Dammillo e pigliatillo,
nu vaso piccerillo
comm’a chesta vucchella,
che pare na rusella
nu poco pocorillo appassuliatella.

Si tu tiene na vucchella
nu poco pocorillo appassuliatella

 

Luciano Pavarotti Venturi hubiera cumplido años ayer (Nació en Módena, el 12 de octubre de 1935) pero por desgracia para nosotros y alegria para el universo  Luciano partió en Modena el 6 de septiembre de 2007.

Pavarotti fue el tenor lírico italiano más reconocido de las últimas decadas y uno de los cantantes contemporáneos más famosos de los últimos siglos, tanto en el mundo de la ópera como en otros  géneros musicales, uno de los mejores de todos los tiempos.

 

Fue muy conocido por sus conciertos televisados y como uno de Los Tres Tenores, junto con Plácido Domingo y José Carreras. Reconocido por su filantropía, reunió dinero para refugiados y para la Cruz Roja, y fue premiado en varias ocasiones por ello.

 

Sus inicios

Nacido el 12 de octubre de 1935 en las afueras de Módena, Luciano era hijo de Fernando Pavarotti (1912-2002), panadero y tenor aficionado, y de Adele Venturi (1915-1999), quien era trabajadora en una fábrica cigarrera. Su padre estimuló a Luciano para que empezara los estudios en el mundo del canto lírico. Aunque Luciano hablaba con cariño de su infancia vivió ciertas penurias ya que su familia tenía escasos recursos económicos.

Según Luciano,su padre tenía una fina voz de tenor, pero rechazó la posibilidad de dedicarse a la carrera de cantante debido a sus nervios. La Segunda Guerra Mundial forzó a la familia a salir de la ciudad en 1943 y al año siguiente tuvieron que alquilar una habitación a un granjero en la campiña cercana, donde el joven Luciano desarrolló interés por la agricultura.

 

Sus primeras influencias musicales provinieron de las grabaciones que poseía su padre, la mayoría de tenores populares de la época como Beniamino Gigli, Giovanni Martinelli, Tito Schipa y Enrico Caruso. Sin embargo, el ídolo de Luciano era el tenor Giuseppe Di Stefano. Cerca de los nueve años comenzó a cantar con su padre en el coro de una pequeña iglesia local. También en su juventud tomó algunas clases de canto con el profesor Dond y su esposa.

Primeras apariciones

Después de una niñez normal con un típico interés por los deportes (en su caso, el fútbol sobre todo), Luciano se graduó en la Scuola Magistrale. Tras ello tuvo dudas en seguir el magisterio, porque también soñaba con ser arquero de fútbol profesional. Su madre lo convenció para que siguiera de maestro. Ejerció entonces en una escuela primaria durante dos años, pero finalmente lo arrastró su interés por la música. No sin reservas, su padre consintió en que desarrollara su nueva vocación: acordaron que recibiría manutención hasta los 30 años y que, si no triunfaba a esa edad, se ganaría el sustento por sus propios medios.

Sus mentores en el arte del bel canto fueron Arrigo Pola y Ettore Campogalliani. Sus primeras apariciones públicas como cantante fueron en el coro del Teatro de la Comuna, en Módena, y más tarde en La Coral de Gioacchino Rossini, donde demostró su talento. Debutó el 29 de abril de 1961 como Rodolfo en La Bohème, de Puccini, en el teatro de ópera de Reggio Emilia.

 

 

Consagración

Pavarotti con Joan Sutherland en 1976.

El papel de Rodolfo le dió grandes satisfacciones; fué su carta de presentación y lo grabó junto a su coterránea Mirella Freni, dirigido por Herbert von Karajan, lo cantó en La Scala, dirigido por el célebre Carlos Kleiber en 1979, y en la primera retransmisión televisiva nacional en 1977 desde ese teatro, acompañado por la soprano italiana Renata Scotto.

La consagración absoluta llegó con Tonio, de la ópera La hija del regimiento, de Gaetano Donizetti, junto a la soprano australiana Joan Sutherland, con su difícil aria de nueve notas do de pecho que le hizo merecedor de la portada del The New York Times. En la celebración del centenario del teatro en 1983 cantó el dúo de Un ballo in maschera con la soprano estadounidense Leontyne Price.

 

 

 

Entre 1968 y el 13 de marzo de 2004, su última aparición en la sala, totalizó 382 funciones metropolitanas.

Con el equipo que formó con Joan Sutherland y la mezzosoprano Marilyn Horne se realizaron las grabaciones que lo muestran en su mejor momento vocal, en especial Lucia di Lammermoor, La fille du régiment, La Traviata, Il Trovatore, Rigoletto, L’elisir d’amore, I Puritani, La sonnambula, Maria Stuarda, Beatrice di Tenda y Turandot (dirigido por Zubin Mehta) donde se le oye por primera vez cantar Nessun dorma, aria que popularizaría inmensamente.

El célebre director austríaco Herbert von Karajan solicitó sus servicios para las grabaciones integrales de La Boheme, Madame Butterfly y un legendario Réquiem de Verdi desde La Scala junto a Fiorenza Cossotto, Leontyne Price y Nicolai Ghiaurov. También trabajó y grabó con el húngaro Georg Solti en el mismo Requiem de Verdi, Un ballo in maschera, el pequeño papel de el tenor italiano en El caballero de la rosa de Strauss y en versión de concierto el rol más temido para un tenor dramático, Otello. Pavarotti, esencialmente un tenor lírico, muy esporádicamente cantó papeles de la cuerda dramática para preservar la flexibilidad y frescura de su voz dotada de gran facilidad para los agudos.

Tampoco fue proclive a añadir nuevos papeles ni a aprender otros del repertorio francés o alemán que se avenían a su magnífico timbre de tenor. No obstante, en 1982 tuvo un gran triunfo en el Metropolitan Opera como Idomeneo de Mozart, papel que había cantado en el famoso Festival de Glyndebourne en 1964.

El 2 de junio de 1988 le nombran Cavaliere di Gran Croce Ordine al Merito della Repubblica Italiana.​

Las actuaciones más comentadas a nivel internacional del gran tenor italiano fueron las que realizó con los españoles Plácido Domingo y José Carreras, con quienes formó el trío Los Tres Tenores (The Three Tenors).

En su acercamiento a la música popular, Pavarotti grabó duetos con Eros Ramazzotti, Sting, Andrea Bocelli, Celine Dion, Liza Minnelli, Elton John, Tracy Chapman, Frank Sinatra (“My Way”), Michael Jackson, Barry White, e inéditamente con el brasileño Caetano Veloso, la argentina Mercedes Sosa y el grupo de rock irlandés U2. Un dueto con Sarah Brightman nunca se pudo concretar, aunque siempre fue deseado por los dos artistas.

 

Durante varios años seguidos a partir de 1991 Pavarotti respondió al llamado de la organización War Child, para recaudar fondos para la construcción de un centro de musicoterapia en Mostar. De esta forma, se organizaron anualmente conciertos en Módena bajo el título Luciano Pavarotti & friends, donde además participaban otras personalidades de la música internacional, como Anastacia, Mónica Naranjo, Bryan Adams, Bon Jovi, Queen, U2, Dolores O’Riordan, Simon Le Bon, Deep Purple, Stevie Wonder, Céline Dion, Natalie Cole o Vanessa Williams entre otros artistas de pop y rock .

En 2001 Universal editó un compilado de grandes éxitos titulado “Amore: The Essential Romantic Collection”.

Pavarotti fue muy solicitado en teatros de todo el mundo hasta su retiro en la Ópera Metropolitana de Nueva York el 13 de marzo de 2004 donde interpretó el papel del pintor Mario Cavaradossi en la ópera Tosca, de Giacomo Puccini, al lado de Carol Vaness.

En mayo de 2004 en vísperas de su cumpleaños número 70 el tenor anunció La gira del adiós compuesto por cuarenta conciertos en todo el mundo, para despedirse de los fieles seguidores de su canto. Pese a este retiro, en febrero de 2006 cantó el aria Nessun dorma de Turandot, de Giacomo Puccini, como cierre a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006 en el estadio Olímpico de Turín.

En su vida personal Luciano Pavarotti fue un gran aficionado al fútbol, la pintura y los caballos. Unió su destino, durante treinta y cuatro años, con Adua Verona, con quien tuvo tres niñas: Lorenza, Cristina y Giuliana, pero el 13 de diciembre de 2003 se casó en segundas nupcias con su asistente Nicoletta Mantovani, treinta años menor que él, y con ella tuvo a sus dos hijos menores: Alice y Ricardo, este último fallecido al poco de nacer.

Últimos días

La gira del adiós fue suspendida debido a una intervención en la espalda a principios de 2006, y cuando se preparaba para partir de Nueva York a reanudar su gira mundial de despedida, se le descubrió un tumor maligno en el páncreas. Fue operado en un hospital de Nueva York el 7 de julio de 2006 y todos sus conciertos fueron cancelados debido a su muy delicado estado de salud, causado por una neumonía en el postoperatorio. El 8 de agosto de 2007 fue hospitalizado víctima de un estado febril y de complicaciones respiratorias. Abandonó la clínica el 25 de agosto para continuar la convalecencia en su hogar.

El 6 de septiembre de 2007, falleció en su hogar a causa de cáncer de páncreas.

La ceremonia fúnebre se celebró en su ciudad natal, estando presentes el primer ministro italiano Romano Prodi, el ministro de Cultura Francesco Rutelli, el director de cine italiano Franco Zeffirelli y el ex secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan.

La entrada de la misa estuvo acompañada por la soprano búlgara Raina Kabaivanska, que cantó el Ave María del Otello de Verdi. Durante el ofertorio, el flautista Andrea Griminelli tocó el tema del Orfeo y Eurídice, de Gluck.

El tenor fue sepultado en el cementerio Montale Rangone cerca de su villa, en las afueras de la ciudad, donde están enterrados sus padres y su hijo Ricardo, quien murió poco después de nacer en 2003.

El Gran Aplauso

El 24 de febrero de 1968, en el Palacio de la Ópera de Berlín, Pavarotti logró el que fue, durante mucho tiempo, el aplauso más largo de la historia. Interpretando la obra El elixir de amor, escrita por el compositor Gaetano Donizetti en 1832, el tenor consiguió enamorar al público, que recompensó su talento con un aplauso de 67 minutos, más de una hora a lo largo de la cual el cantante salió 165 veces a escena, acarreando con sus respectivas 165 subidas de telón, para agradecer al público su gran apoyo.

Este aplauso tan solo ha sido superado por Plácido Domingo en una de sus actuaciones en 1991.

 

Fuente: Wikipedia

 

Albéniz, Tango en re Mayor

 

 

Isaac Albéniz, nacido en 1860,( Camprodon, Catalunia) y fallecido en 1909, (Cambo-les-Bains) fue un compositor y pianista franco-español, reconocido por sus trabajos para piano basados en la música folclórica. Muchas de sus  piezas como Asturias (Leyenda), Granada, Sevilla, Cádiz, Córdoba, Cataluña,  y el  Tango en re Mayor están entre  las mas importantes piezas del repertorio clásico para guitarra.

El tango en re Mayor fue originalmente escrito para piano como un parte de la Suite España, Op. 165 (1890).

 

 

Esta semana en el Teatro Colón

Esta semana en el Teatro Colón

11 al 17 de septiembre

 

 

Martes 12 de septiembre a las 20:00 horas.

La célebre producción de Franco Zeffirelli de La Traviata llega al Teatro Colón

Con música de Giuseppe Verdi y libreto de Francesco Maria Piave basado en La dama de las camelias, deAlexandre Dumas (H), esta producción contará con la dirección musical del maestro Evelino Pidò, la reposición escénica del maestro y colaborador Stefano Trespidi.

Esta semana repite el jueves 14, viernes 15 y sábado 16 a las 20:00 horas y domingo 17 de septiembre a las 17:00 horas.

Localidades desde: $ 140.

 

La función del domingo 17 a las 17:00 horas se verá en vivo en la pantalla gigante al aire libre de Plaza Vaticano (Cerrito y Viamonte) con entrada libre y gratuita y a través de www.teatrocolon.org.ar.

 

~

Jueves 14 de septiembre, 20:00 horas.

El trío Musica Elettronica Viva se presenta en el Centro de Experimentación del Teatro Colón

El grupo formado por tres compositores estadounidenses Alvin Curran, Frederic Rzewski y Richard Teitelbaum intepretarácomposiciones musicales de cada uno de los integrantes, mientras que en la última fecha presentarán Symphony, una composición realizada por el trío.

Esta semana repite el viernes 15 y sábado 16 a las 20:00 horas y domingo 17 de septiembre a las 17:00 horas.

Entrada general: $180.

Estudiantes y Jubilados: $90.

~

Sábado 16 de septiembre, 11:00 y 15:00 horas.

La Cenicientauna adaptación de la ópera de Gioacchino Rossini, en el ciclo Colón en familia

Basado en el clásico cuento La Cenicienta de Charles Perrault, en una nueva producción del Teatro Colón que tendrá la dirección musical del maestro César Bustamante, la dirección de escena de Carlos Trunsky junto a la participación del Coro de Niños del Teatro Colón.

 

Localidades:

  • Adultos: desde $ 115.
  • Menores entre 3 y 12 años: desde $60.
  • Menores de entre 13 y 18 años: desde $ 90.
  • Menores de 3 años no abonan entrada siempre y cuando no ocupen una butaca.

Las localidades ya se encuentran a la venta en la boletería del Teatro Colón, Tucumán 1171 (4378-7109), de lunes a sábado de 10.00 a 20.00 horas y los domingos de 10.00 a 17.00 horas. También se pueden adquirir vía telefónica al 5254-9100, o por Internet ingresando en www.teatrocolon.org.ar.

~

Domingo 17 de septiembre, 11:00 horas.

Entrada gratuita con previo retiro de localidades.

La Camerata Bariloche en el ciclo de Intérpretes Argentinos

Con un programa compuesto por obras de Felix Mendelssohn-Bartholdy, Johann Sebastian Bach y Piotr Ilich Tchaikovski.

Las entradas se podrán retirar a partir del viernes 15 de septiembre, de 10:00 a 20:00 horas en la boletería del Teatro Colón, Tucumán 1171 (4378-7109).

Se entregarán 2 localidades por persona hasta completar la capacidad de la sala.

~

Actividades del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón

 

Miércoles 13 de Septiembre a las 17:00 horas.

Salón Dorado del Teatro Colón (Libertad 621).

Entrada libre y gratuita.

Ensamble de cuerdas del conservatorio ”Bruno Maderna” de Cesena Italia.

Director: Fabrizio Danei

Obras de Ottorino Respighi, Carlos Gustavino, Saverio Mercadante y Astor Piazzolla

~

Biblioteca del Teatro Colón

Se pueden consultar los programas de mano de manera digital.

La biblioteca está ubicada contigua al Foyer principal y abierta al público de de lunes a viernes de 10:00 a 17:00 horas.

Para más información comunicarse al 4-378-7137 o escribir a biblioteca@teatrocolon.org.ar.

~

Visitas guiadas

Todos los días, desde las 09:00 hasta las 17:00 (horario en el que sale el último grupo). Hay visitas cada 15 minutos.

Entrada general: $300

Tarifas Promocionales

Residentes en Argentina (acreditados con DNI): $110

Jubilados residentes: $55 (de lunes a domingo)

Menores de 7 años: No abonan (deben solicitar su ticket de ingreso en Boletería).

Estudiantes universitarios residentes (con libreta estudiantil): $45 (solo los días lunes)

Contingente de escuela privada (previa reserva): $55 por alumno

Contingente de escuela pública (previa reserva): No abonan.

Personas con discapacidad con (1) acompañante: No abonan ingreso (Presentar certificado).

Para más información llamar al  4378-7127/8 o escribir a visitasguiadas@teatrocolon.org.ar.

 

Celibidache y la filosofía de la música: intentando comprender la totalidad

Compartimos una muy interesante entrevista al director rumano Sergiu Celibidache donde explica los fundamentos de su concepción musical.

Los subtítulos están en inglés y se pueden traducir automáticamente al español (pero no es recomendable).

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: