En algún lugar del tiempo

 

Compartimos parte de la banda de sonido el filme Somewhere in Time (conocida en español como En algún lugar del tiempo, en España; Pide al tiempo que vuelva, en América Latina).

 

John-barry-2006.jpg

La música de la película fue compuesta por John Barry OBE (York, Yorkshire, 3 de noviembre de 1933 – Oyster Bay, Nueva York, 30 de enero de 2011).

El  inglés fue un prolífico  compositor británico de música de cine (ganador de cinco Óscars). Entre sus composiciones se encuentran obras tan bellas como la música de la película Africa mía, la saga de James Bond, Danza con lobos ó Chaplin entre numerosas obras más.

 

 

La película:

Somewhere in time es un filme de 1980, dirigido por el francés Jeannot Szwarc (1939–), basado en el libro de Richard Matheson Bid Time Return; y protagonizado por el recordado Christopher Reeve, Jane Seymour, Christopher Plummer y Teresa Wright.

En la película Christopher Reeve interpreta a Richard Collier un dramaturgo que la noche del estreno de su primera obra conoce a una anciana, quien se acerca a él y le entrega un viejo reloj.

 

 

 

Luego le pide que lo utilize para volver a ella. Collier intrigado por el extraño mensaje y en el medio de una crisis amorosa llega de visita el hotel donde se hospedaba la misteriosa señora y descubre su foto de años atrás. El escritor se empieza a obsesionar con ella y descubre que es una famosa actriz de principios de siglo 20.

Richard Collier (Reeve) investiga cómo hacer una regresión al pasado y decide viajar en el tiempo para encontrarse con  la mujer de la que estuvo enamorado en otra vida.

 

En la banda sonora Barry agregó la variación XVIII: “Andante cantabile”, de la Rapsodia sobre un tema de Paganini, op. 43, del compositor ruso Serguéi Rajmáninov: En la BSO el tema fue dirigido por el propio John Barry e interpretado al piano por Roger Williams.

 

 

Este filme llegó a convertirse en una película de culto, que mezcla drama, romance y fantasía (el viaje en el tiempo) y muy buena música.

 

 

En palabras de Richard Mathesson:

“Pide al tiempo que vuelva es una historia de amor que trasciende el tiempo, Más alla de los sueños (también adaptada en el cine con Robin Williams) es una historia de amor que trasciende la muerte.  Creo que son las mejores novelas que escribí en mi carrera”.

 

 

 

Excelente artículo con más información sobre el filme: http://crisei.blogalia.com/historias/59204

Herido de amor

Compartimos esta belleza de Joan Manuel Serrat,  del album Serrat sinfónico,  sobre un poema
de Federico Garcia Lorca. (Poeta andaluz nacido en Granada 1898-1936)
Amor, amor, que está herido.
Amor, amor, que está herido
herido,
de amor huido.
Herido,
muerto de amor.
Decid a todos que ha sido
Decid a todos que ha sido
el ruiseñor.
Herido,
muerto de amor.
Herido,
muerto de amor.
Bisturí de cuatro filos
Bisturí de cuatro filos,
garganta rota,
y olvido.
Cógeme la mano, amor,
que vengo muy malherido
que vengo muy malherido,
herido,
de amor huido,
herido,
muerto de amor.
Herido,
muerto de amor.
Herido,
muerto de amor.
Herido,
muerto de amor.
 Herido de amor. Intérprete: Joan Manuel Serrat
Álbum: Serrat sinfónico. Año: 2003

Mi madre la oca: de Ravel para los niños

 

Ma Mère l’ Oye (Mi madre la oca) es una pieza escrita en 1908 por el compositor francés Maurice Ravel en la que quiso evocar el mundo de los sueños y los cuentos de la infancia.

La obra compuesta para piano a cuatro manos tuvo a dos jóvenes como principales destinatarios,  Jean y Marie, los hijos de los Godebski, un matrimonio amigo de Ravel.  Fue transcrita para solo de piano por Jacques Charlot, amigo de Ravel, el mismo año en que fue publicada (1910).

Ambas versiones para piano llevan el subtítulo “Cinq pièces enfantines” (Cinco piezas infantiles). Las cinco piezas mencionadas son:

  • I. Pavane de la Belle au bois dormant
Pavana de la Bella Durmiente
Lent
  • II. Petit Poucet
Pulgarcito
Très modéré
  • III. Laideronnette, Impératrice des pagodes
Niñita fea, Emperatriz de las Pagodas
Mouvt de Marche
  • IV. Les entretiens de la Belle et de la Bête
Conversación de la Bella y la Bestia
Mouvt de Valse très modéré
  • V. Le jardin féerique
El Jardín encantado
Lent et grave

En 1911, Ravel orquestó la obra. En 1912 la amplió a un ballet añadiendo nuevos movimientos e interludios: “Prélude” (Preludio) y “Danse du rouet et scène” (Escena y Danza de la rueca).

En varias de las partituras, Ravel incluyó notas para indicar claramente lo que pretendía evocar.

La Bella Durmiente y Pulgarcito se basaron en fábulas de Charles Perrault, mientras que La Niñita fea, Emperatriz de las Pagodas se inspiró en una historia de la “rival” de Perrault, Marie-Catherine, Condesa de Aulnoy. En este movimiento, Ravel aprovecha la escala pentatónica. La Bella y la Bestia está basada en la versión de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont. El origen de El Jardín de las Hadas se desconoce. El “Mouvement de Marche” de La Niñita fea usa la armonía de cuartos.

Las partes Preludio y danza de  la rueca agregadas en la versión para Ballet:

 

 

 

 

 

 

Fuente Wikipedia y blog Musica para niños. Videos de Youtube.

 

Igor Stravinsky : El pájaro de fuego

L’Oiseau de feu (El pájaro de fuego, en ruso Жар-птица) es un ballet de 1910 de Ígor Stravinski basado en historias folclóricas rusas sobre el ave mágica de brillo intenso (el Zhar-Ptitsa o Pájaro de fuego) que es tanto una bendición como una maldición para su captor.

La música fue estrenada como un ballet con los Ballets Rusos de Serguéi Diáguilev, la primera de sus producciones con música especialmente compuesta para ellos. Originalmente la música iba a ser escrita por el compositor ruso Anatoli Liádov (1855-1914); pero debido a su demora para comenzar la obra, Diáguilev transfirió la comisión al joven Stravinski de 28 años. El ballet tiene un significado histórico, no sólo como la revelación del compositor (“Fíjate en él”, dijo Diáguilev a Tamara Karsávina, quien danzaba el rol principal: “Es un hombre en vísperas de la celebridad…”), sino también por el inicio de la colaboración entre Diáguilev y Stravinski que también produciríanPetrushka y La consagración de la primavera.

El papel del pájaro fue ofrecido a Anna Pávlova, pero como ella lo rechazó, fue interpretado en su estreno por Tamara Karsávina, quien llevaría a escena la coreografía original de Michel Fokine.

Su argumento, propio de un cuento de niños, es el siguiente: El príncipe Iván, que ha salido a cazar por la noche, se adentra sin saberlo en el jardín encantado del malvado Kaschéi el Inmortal. De repente, se le aparece un pájaro de resplandeciente plumaje que revolotea entre los árboles. Iván lo persigue y consigue capturarlo, pero, conmovido por las súplicas que éste le dirige, le concede la libertad, obteniendo a cambio una de sus plumas. Poco después, el príncipe descubre a un grupo de trece princesas que juegan lanzándose manzanas de oro que arrancan de un árbol del jardín. El joven se les acerca y queda enseguida prendado de la princesa más hermosa, quien, a su vez, le corresponde. Al amanecer, los monstruos servidores de Kaschéi hacen prisionero al joven Iván, al que el brujo quiere convertir en piedra. Cuando está a punto de conseguirlo, el príncipe llama en su ayuda al pájaro de fuego, agitando la pluma que éste le ha dado. El pájaro acude y hechiza al séquito del brujo. Sin embargo, pronto los monstruos se recobran y se lanzan a una danza infernal que los deja exhaustos. El pájaro interviene de nuevo y, tras dormir a Kaschéi con un dulce berceuse, revela al príncipe que el malvado brujo tiene escondida su alma dentro de un huevo. Kaschéi despierta, pero Iván se ha apoderado del huevo y lo estrella contra el suelo. El brujo y todo su séquito desaparecen para siempre. Con el despertar de los caballeros petrificados, el príncipe y la princesa celebran su boda.

Fuente: Wikipedia

La angelical belleza de Mahler

 

La angelical  música de Mahler floreció en manos del Maestro Abbado y la excelente mezzo-soprano Magdalena Kozena en el concierto de Lucerne de 2009.

Para los amantes del compositor y para quienes lo estamos conociendo va este video de infinita belleza que reúne su cuarta sinfonía y los Rückert lieder.

Sobre la 4º sinfonía:

“Su composición llevó bastante tiempo: el cuarto movimiento Das himmlische Leben (la Vida Celestial) se retoma del quinto lied del Des Knaben Wunderhorn escrito en 1892. Este movimiento debía formar parte, en un principio, de la tercera sinfonía (siendo este un séptimo movimiento que luego fue suprimido). Mahler decidió, entonces, hacer de este el final de su cuarta sinfonía y concibió los tres primeros movimientos en función del que ya tenía. Su composición comenzó durante las vacaciones del verano de 1899, tomadas tras dos años de trabajo continuo como director de la ópera de Viena, lo que le había impedido componer hasta entonces. Reemprendió la composición en el verano de 1900, concluyendo la partitura en tres semanas.

El estreno de la obra, bajo la dirección del compositor, tuvo lugar en Múnich el 25 de noviembre de 1901, con la Orquesta Kaim (predecesora de la actual Filarmónica de Múnich) y la soprano Margarete Michalek, con relativamente poco éxito.

En octubre de 1904 la sinfonía se estrenó en Ámsterdam, con la Orquesta del Concertgebouw. Según las memorias de Alma Mahler, esa noche la sinfonía se interpretó dos veces, una dirigida por Mahler y otra por el director del Concertgebouw, Willem Mengelberg. En los dos años siguientes, la sinfonía se interpretó en Estados Unidos y en Gran Bretaña”.

https://theeuterpemusesite.wordpress.com/2015/08/24/ich-bin-der-welt-abhanden-gekommen-he-abandonado-el-mundo/

Fuente: wikipedia, youtube

Entrevista a Atahualpa Yupanqui

 

Sin mucho que agregar compartimos la entrevista realizada en el programa de RTE  “A fondo” en 1977, al gran artista, poeta y músico Don Héctor Roberto Chavero; mejor conocido como Atahualpa Yupanqui  (Pergamino, Argentina, 31 de enero de 1908 – Nîmes, Francia, 23 de mayo de 1992.

Para disfrutar…

La lírica profana: Carmina Burana

Carmina Burana, a obra del compositor alemán Carl Orff, (1895-1982) fue escrita en 1937 y forma parte de la trilogía conocida como “Trionfi”, la cual incluye las cantatas: Catulli Carmina y el Triunfo de Afrodita.
Carmina ha sido capaz de alcanzar una gran popularidad a pesar de haber sido considerada por algunos especialistas como una obra menor. Pero paradójicamente, es gracias a ella que Orff es reconocido. La obra será presentada en Neuquén.

Con una fuerte impronta rítmica, invade al oyente sin conocimientos técnicos musicales para disfrutarla, aunque se hace necesario conocer el significado del discurso para profundizar su impacto.

Durante la Edad Media, los únicos lugares a los que podríamos llamar centros educativos fueron las abadías y monasterios, por lo que todos los conocimientos tanto en artes como en ciencias eran impartidos bajo la ideología teocentrista imperante.

LOS GOLIARDOS
Los autores de los textos sobre los que Orff compuso la obra se llamaron a sí mismos Goliardos y eran desertores de los estudios religiosos, clérigos vagantes. El nombre de Goliardos podría deberse a un gigante Golias, emparentado con el Goliat bíblico del cual se dicen descendientes; o a un obispo Golias al cual reverenciaban.
La causa fue posiblemente sus decepciones al notar las corrupciones del clero, o quizás el no soportar la vida monástica de contemplación, ni las tentaciones mundanas. Sin embargo, conservaron sus distintivos clericales, es decir: la tonsura (rapado circular de la coronilla) y los hábitos que vestían. Las constantes persecuciones emprendidas en su contra los hicieron asociarse con los integrantes del bajo mundo: juglares, saltimbanquis, facinerosos, artesanos, todos ellos organizados en “gremios” o “cofradías” por idénticas razones de seguridad.

La ironía, el escarnio y la transgresión de toda norma moral y de conducta social vigentes, fueron los elementos que impregnaron sus poemas por lo que sufrieron continuas persecuciones, leyes, decretos y toda clase de edictos en su contra. Aún así no cejaron en su objetivo.

Los goliardos ocuparon lugar de honor en la mira de las autoridades. Pero la persistencia en el comportamiento de dichos grupos, llegó a consolidar una tradición que alcanzó al Renacimiento, muestra de ello son los clérigos François Rabelais, autor de Gargantua y Pantagruel.

Una posible traducción de los números:

I.- FORTUNA EMPERATRIZ DEL MUNDO

1. Oh Fortuna

Oh Fortuna,
variable como la Luna
como ella creces sin cesar
o desapareces.
¡Vida detestable!
Un día, jugando,
entristeces a los débiles sentidos,
para llenarles de satisfacción
al día siguiente.
La pobreza y el poder
se derriten como el hielo.
ante tu presencia.

Destino monstruoso
y vacío,
una rueda girando es lo que eres,
si está mal colocada
la salud es vana,
siempre puede ser disuelta,
eclipsada
y velada;
me atormentas también
en la mesa de juego;
mi desnudez regresa
me la trajo tu maldad.

El destino de la salud
y de la virtud
está en contra mía,
es atacado
y destruido
siempre en tu servicio.
En esta hora
sin demora
toquen las cuerdas del corazón;
el destino
derrumba al hombre fuerte
que llora conmigo por tu villanía.

2. Llanto por las ofensas de Fortuna

Lloro por las ofensas de Fortuna
con ojos rebosantes,
porque sus regalos para mí
ella rebeldemente se los lleva.
Verdad es, escrito está,
que la cabeza debe tener cabello
pero frecuentemente sigue
un tiempo de calvicie.

En el trono de Fortuna
yo acostumbraba a sentarme noblemente
con prosperidad
y con flores coronado;
evidentemente mucho prosperé
feliz y afortunado,
ahora me he desplomado de la cima
privado de la gloria.

La rueda de la Fortuna gira;
un hombre es humillado por su caída,
y otro elevado a las alturas.
Todos muy exaltados;
el rey se sienta en la cima,
permítanle evitar la rutina
ya que bajo la rueda leemos
que Hécuba es reina.

II.- PRIMAVERA

3. La cara jovial de la Primavera

La cara jovial de la primavera
está de frente al mundo;
la severidad del invierno
ahora huye derrotada
con variada vestimenta.
Flora reina,
y en el espeso bosque
es alabada con agradables himnos.

Postrado en el regazo de Flora,
Febo nuevamente
ríe con mas de una
flor a la que está unido.
Céfiro con dulce aliento
perfuma su camino.
Nos abandona raudo
para competir por el premio del amor.

Aves cantando,
dulce Filomena;
varias flores sonrientes
en prados apacibles;
una bandada de pájaros revolotea
por el bosque placentero,
y un coro de doncellas ofrece,
felicidad por millares.

4. El sol conforta a todos

Conforta a todos el sol
puro y fino;
está de nuevo radiante
la cara del mundo en abril;
hacia el amor se apresura
el corazón del hombre,
y sobre un pueblo feliz,
reina el dios de la juventud.

¡Cuántas novedades
en la celebración de la primavera!
Su autoridad
nos ordena estar contentos.
Nos ofrece caminos ya conocidos,
y en tu propia primavera,
es leal y correcto
poseer a tu amante.

Ámame fielmente,
piensa que confío en ti;
con todo mi corazón,
con toda mi voluntad
estoy contigo,
aun cuando yo esté muy lejos.
Quien ama como yo,
está girando en la rueda.

5. Ve complaciente

Ve complaciente
y anhelante
que la primavera renueva la alegría;
un resplandor de color
pues la pradera está florecida
y el sol ilumina todo.
¡Dejemos que la tristeza se vaya!
El verano regresa
y desaparece
la ferocidad del invierno.

Ya se derrite
y desvanece
el granizo, la nieve y todo;
se dispersa la bruma
y ahora se amamanta la primavera
de los pechos del verano.
El que bajo el reinado de la vida,
no disfrute de ella
ni la goce
es un alma miserable.

Ellos dan gloria
y están contentos
en la miel del placer.
Los que nos afanamos
por conquistar
el premio de cupido,
permítasenos,
por orden de Venus, la gloriosa,
que estemos contentos,
pues somos súbditos de Paris.

III.- EN EL JARDÍN

6. Danza

7. El noble bosque florece

El noble bosque florece
con flores y hojas.

¿Dónde esta mi
viejo amante?
Se ausentó de aquí…
¡ay! ¿quién me amara?

El bosque florece por doquier
y yo añoro a mi amante.

Si el bosque está verde por doquier,
¿por qué mi amante está tan lejos?
Él se ha ido de aquí,
¡ay! ¿quién me amará?

8. El tendero me da color

El tendero, me da el color
para ruborizar mis mejillas,
así puedo cazar a los muchachos,
gracias a ti, por cortejarme.
¡Míradme,
muchachos
y dejadme complaceros!

¡Haced el amor muchachos
y muchachas adorables!
El amor os hace intrépidos
y os permite ser muy honorables.
¡Míradme,
muchachos
y dejadme complaceros!

¡Bienvenido, mundo, tú que
estás tan lleno de alegrías!
Yo seré tu esclava,
siempre segura en tu amor.
¡Míradme,
muchachos
y dejadme complaceros!

9. Danza circular.

Ellas van de aquí para allá
todas son doncellas.
Ellas no han tenido un hombre
en todo este largo verano.

Ven, ven mi señora
te imploro lastimoso,
te imploro lastimoso,
ven, ven mi señora.

Dulce boca de color rosado,
ven y haz que me sienta bien,
ven y haz que me sienta bien,
dulce boca de color rosado.

Ellas van de aquí para allá
todas son doncellas,
ellas no han tenido un hombre
en todo este verano.

10. Si el mundo fuera mío

Si el mundo fuera mío,
desde el mar hasta el Rhin,
gustoso lo entregaría
porque la reina de Inglaterra
yaciera entre mis brazos.

IV.- EN LA TABERNA

11. Ardiendo interiormente

Ardiendo interiormente
con ira vehemente,
en mi amargura
hablo conmigo mismo.
De materia hecho,
mi elemento es la ceniza,
soy como una hoja
con la que los vientos juegan.

En vista de que es lo propio
para que un hombre sabio
pueda colocar sobre la roca
los cimientos de su morada,
soy indómito,
como un río impetuoso,
bajo cuyo curso
nada perdura.

Soy arrastrado violentamente
como una nave sin marinero,
igual que por los aires
vaga una ave extraviada.
Las cadenas no me atan,
una llave no me retiene;
Busco a aquellos que son como yo,
y me encuentro con la perversidad.

La languidez de mi corazón
parece un asunto grave;
bromear es agradable
y más dulce que los panales.
Todo lo que Venus pueda ordenar
es muy agradable,
ella nunca habita
en los corazones indolentes.

Sobre un escabroso camino voy,
como cualquier hombre joven,
sumergido en la depravación,
olvidando la virtud,
ávido de placer
más que de salud,
muerto en espíritu
yo cuido mi piel.

12. El cisne asado canta

En otro tiempo yo vivía en el lago,
en otro tiempo yo era hermoso,
cuando yo era un cisne.

¡Desdichado de mí!
¡Ahora negro
y churrascado!

El asador da vueltas y vueltas,
mi pira funeraria vorázmente me asa;
ya se acerca a mí el sirviente.

¡Desdichado de mí!
¡Ahora negro
y churrascado!

Ahora me encuentro en una bandeja
y no puedo volar lejos,
veo dientes impacientes.

¡Desdichado de mí!
¡Ahora negro
y churrascado!

13. Yo soy el abad de Cucaniensis

Yo soy el abad de Cucaniensis
y mi consejo es para los bebedores,
y mi voluntad es ser fiel a Decius,
y quien me busque temprano en la taberna,
para el atardecer saldrá desnudo,
y así despojado de sus ropas, llorará:

¡Wafna, Wafna!
Destino ruin, ¿qué has hecho?
¡Los placeres de nuestra vida,
todos, te los has llevado!
¡Ja ja!

14. Cuando estamos en la taberna

Cuando estamos en la taberna,
no nos interesa donde sentarnos,
sino el apresurarnos al juego
que siempre nos hace sudar.
Lo que sucede en la taberna
es que el dinero se gasta;
más vale que preguntes antes,
si yo te lo digo, entonces escucha.

Algún juego, alguna bebida,
algo que disfruten unos y otros
de aquellos que se quedan a jugar.
Algunos están desnudos,
otros están vestidos,
y otros cubiertos con sacos.
Ninguno teme a la muerte,
y echan suertes en honor a Baco.

Una vez, por el tabernero
los hombres libres beben ansiosamente;
dos veces, beben por los cautivos;
luego, tres veces por la vida;
cuatro, por todos los cristianos;
cinco veces, por los mártires;
seis, por los hermanos enfermos;
siete, por los soldados en guerra.

Ocho veces, por los hermanos errantes;
nueve, por los monjes disgregados;
diez veces, por los navegantes;
once, por los desavenidos;
doce veces, por los penitentes;
trece veces, por los viajeros;
tanto por el Papa como por el rey
todos beben sin límite.

La señora bebe, el señor bebe,
el soldado bebe, el clérigo bebe,
el hombre bebe, la mujer bebe,
el esclavo bebe, la esclava bebe,
el hombre activo bebe, el indolente bebe,
el hombre blanco bebe, el negro bebe,
el perseverante bebe, el vago bebe,
el ignorante bebe, el sabio bebe.

El hombre pobre bebe y el invalido bebe,
el desterrado bebe, y el desconocido bebe,
el muchacho bebe, el anciano bebe,
el presidente bebe, el decano bebe,
la hermana bebe, el hermano bebe,
el viejo bebe, la madre bebe,
esta bebe, aquel bebe,
centenares beben, miles beben.

Seiscientas monedas son muy pocas
para que alcancen, cuando desenfrenados
e incesantes, todos están bebiendo.
Déjenlos beber cuanto quieran,
la gente los inoportuna tanto
a pesar de ser tan pobres.
Dejen que se confundan los inoportunos
y en justicia no figuren entre los probos.

V.- LA CORTE DE AMOR

15. El amor vuela por todos lados

El amor vuela por todos lados
y es capturado por el deseo.
Jóvenes, hombres y mujeres,
copulad merecidamente.

La muchacha sin compañero
carece de placer,
y pasa las noches
sola e ínfima
con su corazón anhelante.
Es el destino mas amargo.

16. Día, noche y todas las cosas

El día, la noche y todas las cosas
están en contra mía.
La chrarla de las doncellas
me hace llorar.
Con frecuencia suspiro
y eso me hace temer más.

¡Oh amigos, jugad!
Y ustedes que saben, díganme;
compadézcanse de mí,
es mi tristeza grande en dolor;
al menos por gentileza,
aconséjenme.

Tu hermoso rostro
me hace llorar a raudales,
hielo es tu pecho.
Para curarme,
ahora mismo quisiera,
revivir por un beso.

17. Una muchacha se detuvo

Una muchacha se detuvo
con una túnica roja;
alguien la tocó
y la túnica se rompió.
¡ay!

Una muchacha se detuvo,
era como un botón de rosa,
su cara era radiante,
su boca una flor.
¡ay!

18. En mi pecho

En mi pecho
hay muchos suspiros
por tu hermosura
que me hieren cruelmente.

Manda liet
manda liet
mi amante,
no viene.

Tus ojos son brillantes
como los rayos del sol,
como el resplandor del relámpago
que da luz en la oscuridad.

Manda liet
manda liet
mi amante
no viene.

Podrá Dios, podrán los dioses
conceder los deseos de mi mente:
que sus virginales
lazos pueda yo romper.

Manda liet
manda liet
mi amante,
no viene.

19. Si un muchacho y una muchacha

Si un muchacho y una muchacha,
yacen en una pequeña habitación,
feliz su unión.
A medida que el amor aumenta,
y desde su intimidad,
el tedio es lanzado lejos,
y empieza un inefable juego
en sus miembros, sus brazos, sus labios.

20. Ven, ven, ven

Ven, ven, ven.
Ven, ven, ven,
no me hagas morir,
hyrca, hyrce, nazaza,
trillirivos …

Tu hermoso rostro,
el brillo de tus ojos,
los rizos de tu cabello,
¡oh que gloriosa criatura!

Más roja que la rosa,
más blanca que el lirio,
más bella que todo,
¡siempre te glorificaré!

21. En la balanza

En la balanza incierta de mi razón
los adversarios vacilan,
entre el amor y el pudor,
pero yo elijo lo que veo,
ofrezco mi cuello al yugo:
me someto a tan dulce yugo.

22. Este es un tiempo alegre

Este es un tiempo alegre,
oh doncellas,
gozad ahora
muchachos.

Oh, oh, oh,
estoy rejuveneciendo.
Por el amor de una doncella,
me consumo totalmente;
un nuevo, un nuevo amor
es por lo que muero.

Me conformo
cuando prometo,
me deprimo, cuando rechazo.

Oh, oh, oh,
Estoy rejuveneciendo
por el amor de una doncella,
me consumo totalmente;
un nuevo, un nuevo amor
es por lo que muero.

En la temporada invernal
el hombre es paciente,
en las brisas primaverales
está anhelante.

Oh, oh, oh,
estoy rejuveneciendo
por el amor de una doncella,
me consumo totalmente;
un nuevo, un nuevo amor
es por lo que muero.

Juega con mi
virginidad,
estimula
mi simplicidad.

Oh, oh, oh,
estoy rejuveneciendo
por el amor de una doncella,
me consumo totalmente;
un nuevo, un nuevo amor
es por lo que muero.

Ven, mi señora,
con alegría,
ven, ven, mi preciosa,
ahora que estoy muriendo.

Oh, oh, oh,
estoy rejuveneciendo
por el amor de una doncella,
me consumo totalmente;
un nuevo, un nuevo amor
es por lo que muero.

23. Dulcísima

¡Dulcísima
me entrego por entero a ti!

VI.- BLANZIFLOR Y HELENA

24. Salve, hermosísima

Salve, hermosísima,
gema preciosa,
salve, gloria de las doncellas,
gloriosa doncella,
salve, luz del mundo,
salve, rosa del mundo,
Blancaflor y Helena,
¡Venus generosa!

VII.- FORTUNA EMPERATRIZ DEL MUNDO