Eroica

 

Compartimos el excelente filme  “Eroica” (2003) de la BBC.

La Sinfonía n.º 3 en mi bemol mayor, op. 55, de Ludwig van Beethoven, conocida como Eroica (Heroica, en español), es una obra considerada por muchos como el amanecer del romanticismo musical, puesto que rompe varios esquemas de la tradicional sinfonía clásica.

 Beethoven, originalmente pensaba dedicarla a Napoleón Bonaparte (la denominó Bonaparte). La idea de componer una sinfonía en honor del «liberador» de Europa al parecer le fue sugerida por el mariscal Jean-Baptiste Bernadotte, embajador de Francia en Viena , o por Rodolphe Kreutzer, violinista al que Beethoven dedicó una sonata.

Bonaparte era, con la diferencia de tan sólo un año, un exacto contemporáneo del músico, que no solamente sentía una viva admiración por su héroe, sino que, más o menos conscientemente, había establecido una especie de paralelismo entre sus destinos respectivos.

La primera página autógrafa de la Sinfonía Heroica, con borrones.

Beethoven admiraba los ideales de la Revolución francesa encarnados en la figura de Napoleón Bonaparte, pero cuando este se autocoronó emperador en mayo de 1804, supuestamente Beethoven se disgustó tanto que borró el nombre de Bonaparte de la página del título con tal fuerza que rompió su lápiz y dejó un agujero rasgado en el papel. Se considera que dijo:

«¡Ahora solo… va a obedecer a su ambición, elevarse más alto que los demás, convertirse en un tirano!.»

Algún tiempo después, cuando la obra se publicó en 1806, Beethoven le dio el título de «Sinfonia eroica, composta per festeggiare il sovvenire d’un grand’uomo («Sinfonía heroica, compuesta para festejar el recuerdo de un gran hombre»). Este gran hombre era un ideal, un héroe no existente, pero más bien, fue el espíritu del heroísmo mismo lo que interesaba a Beethoven. También se ha dicho que Beethoven se refería a la memoria de la naturaleza de Napoleón, que una vez fue digna.

Retrato de Joseph Franz von Lobkowitz, a quien finalmente Beethoven dedicó su Sinfonía Heroica.

Beethoven empezó a componerla hacia 1802, durante su estancia en Heiligenstadt, y la finalizó entre la primavera de 1803 y mayo de 1804. La primera audición privada se produjo probablemente hacia el mes de agosto de ese mismo año, en casa del príncipe Joseph Franz von Lobkowitz, a quien finalmente fue dedicada. La primera ejecución en público fue dada en el Theater an der Wien de Viena el 7 de abril de 1805 con el compositor a la batuta.

 

Texto que acompaña al video en yotube:

 

”  Por qué la Heroica?

Entre innumerables ejemplos de genio sinfónico a lo largo de la historia, la Heroica de Beethoven se sitúa en un lugar preeminente, pese al cuestionamiento de unos pocos en relación a la cuestión que se plantea: ¿Por qué la Heroica? ¿Qué es lo que la diferencia del resto?. Ni el tamaño, ni la complejidad o la profusión de melodías la distinguen hasta ese punto. Entonces, ¿cómo es que esta creación ha llegado a ser considerada como el NON PLUS ULTRA de la realización sinfónica?

Esta distinción se produce cuando se interrumpe la evolución del desarrollo sinfónico y aparece repentinamente, sin precedentes o prototipo. Forjada al fuego en un nuevo estilo, el impacto de esta Gran Sinfonía fue tal que su influencia sería escuchada por una generación aún por venir. Igualmente importante, la Heroica inició la idea de que una sinfonía podría ser utilizada como vehículo de transmisión de creencias; y las ideas asociadas a la Heroica son bien conocidas. Napoleón, el heroísmo, la muerte, la apoteosis, la revolución — la lista sigue. Imagínense a un público acostumbrado a las propiedades de Mozart y Haydn con esas ideas de empuje sobre ellos. No estaban preparados para un manifiesto en la sala de conciertos y ahí radica otra de las razones para su eminencia. Se produjo un cambio.

El cambio impulsado implica algo más que cuestiones de armonía, contrapunto o la adición de un corno francés. El reconocimiento posterior de la sinfonía Heroica implica no sólo la atención a la técnica de composición, sino que ahora incluye la nueva dimensión de significado e interpretación. Tanto más notable desde Beethoven, el sumo sacerdote de la música absoluta, afectada por este cambio.

La Heroica es, hasta ahora, una de las obras sobre las que más se ha escrito y analizado en la historia de la música. Los estudiosos exploran las dimensiones histórica y biográfica de la obra, mientras que los musicólogos la diseccionan pieza por pieza para ver lo que la hace funcionar. Estamos obligados a probar esta increíble obra de arte en tantos niveles como sea posible. Sin embargo, es la elocuencia de Heroica, en el auditorio, lo que gusta por encima de todo. Ya sea que discernir tal o cual relación es irrelevante. Una vez que resuenan los poderosos acordes en Mi bemol, somos transportados de una forma que sólo Beethoven puede lograr. Nunca sabremos lo que le llevó a escribir exactamente esas notas en el papel. Sólo podemos estar agradecidos de que lo hicera.
Read more: http://www.beethovenseroica.com/eroic… ”

Version de la Filarmónica de Viena , bajo la dirección de Christian Thielemann

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s