My Fair Lady, uno de los mejores musicales filmados de todos los tiempos

Harry Stradling-Audrey Hepburn in My Fair Lady.jpg

My Fair Lady (en Argentina y Chile, Mi bella dama) es una película musical de 1964 dirigida por George Cukor e interpretada por Rex Harrison y Audrey Hepburn.

Es la adaptación del musical teatral del mismo título de Alan Jay Lerner y Frederick Loewe que, a su vez, se había basado en la obra de teatro Pigmalión, de George Bernard Shaw.

También es una remake de la película británica de 1938 Pigmalión.

My Fair Lady recibió ocho Premios Óscar: entre ellos, a la mejor película, al mejor actor y al mejor director.

La película cuenta con la música de André Previn.

 

 

 

 

 

 

 

La acción comienza en Londres, en 1912. Una tarde lluviosa en Covent Garden, al salir de la ópera a Henry Higgins (Rex Harrison), un arrogante, irascible y misógino profesor de fonética que cree que el habla de una persona determina su futuro social. Presume de ello frente al Coronel Hugh Pickering (Wilfrid Hyde-White), también experto en fonética y admirador de sus métodos. Para ello le muestra como ejemplo a una joven florista callejera llamada Eliza Doolittle (Audrey Hepburn) quien lo escucha pero le teme: la mujer ha sufrido un percance con el público que salía de la ópera, se ha enfadado y no para de quejarse por ello.

Esto cambiará el destino de Eliza ya que Higgins asegura  que puede enseñar a cualquier mujer a hablar con propiedad hasta el punto de hacerla pasar por duquesa en el baile anual de la embajada. Eliza luego d escuchar esto  se presentará en la casa de Higgins para aprender el idioma y así cambiar su forma de vida.

Higgins y Pickering realizan la apuesta que determinará el drástico cambio de Eliza: luego de su instrucción deberá pasar por una dama de la realeza.

 

Otro personaje, el padre de Eliza, Alfred P. Doolittle (Stanley Holloway), basurero de profesión intentará sacar provecho de la situación. En sus encuentros con Higgins este se admira por la franqueza del basurero y su don natural para la retórica, y especialmente su falta de principios.

 

 

 

 

En el proceso de enseñanza Eliza sufre las penurias que le provoca el estricto y rígido método del profesor Higgins, quien es un tirano que la lleva hasta los limites de sus posibilidades para lograr su transformación. Eliza fantasea comicamente con la muerte de Higgins.

 

 

 

 

Luego de arduas sesiones de enseñanza , parece no haber resultados  y cuando Higgins y Pickering están a punto de tirar la toalla, Eliza es tocada por un emotivo discurso que le da Higgins.  Vuelve a intentarlo y lo logra; instantáneamente empieza a hablar con un acento británico .

 

 

 

Eliza flota en las nubes luego de su logro y de ver el nuevo modo en que  Higgins la trata. Un sutil amor parece florecer en su corazón.

 

Freddy Eynsford-Hill (Jeremy Brett), es un joven que Eliza  conoció en las carreras en Ascot y que se ha enamorado de ella. Freddy es feliz visitando la calle donde Eliza vive para poder admirar a la distancia su presencia.

Freddy interpreta la canción “On the street where you live” que ha pasado ala historia como uno de los temas de obras musicales más interpretados por grandes cantantes.

Higgins finalmente lleva a Eliza al baile anual de la embajada, donde consigue pasar exitosamente como una misteriosa dama de la nobleza e incluso baila con el príncipe de Transilvania.

Después de todo el esfuerzo que ha hecho, Eliza no recibe reconocimiento por parte de Higgins y Pickering; todas las alabanzas son para Higgins. Esto y el trato servicial que Higgins espera de ella, especialmente la indiferencia acerca de su futuro, provocan que Eliza abandone la casa, dejando al profesor intrigado por su ingratitud.

Luego de sufrir por la indiferencia de Higgins Eliza se marcha y acude a la casa de la Señora Higgins, la madre del profesor, que está muy enfadada por el comportamiento de su hijo.

Tras una discusión con su madre, donde decide que no necesita a Eliza ni a nadie más para ser feliz, Higgins se marcha a casa insistiendo en que Eliza volverá a él arrastrándose. Sin embargo, se da cuenta de que se ha acostumbrado a su rostro («grown accustomed to her face»), y lo único que le queda de ella son grabaciones de sus lecciones de dicción que puede poner en el fonógrafo. Entonces, Eliza aparece de repente en la casa.

Detalles de la filmación

Julie Andrews había sido la compañera de reparto de Harrison en el teatro, interpretando el papel de Eliza en Broadway  pero a pesar de la presión del libretista y guionista Alan Jay Lerner, Jack Warner,  la compañía Warner Brothers, insistió en dar el papel a Audrey Hepburn.

El Óscar a la mejor actriz que recibió Julie Andrews en 1964 por Mary Poppins y la falta de nominación de Audrey Hepburn, según se cree por haber sido doblada por Marni Nixon en las canciones, fue visto como muchos como la revancha de Julie Andrews, aunque ambas actrices han negado que existiera odio alguno entre ellas.

 

El orden de las canciones se siguió fielmente, excepto para “With a little bit of luck” (“Con un poco de suerte”). Es el tercer número musical en la obra de teatro, pero en la película es el cuarto. Además, la canción está dividida en dos partes en la obra, la primera cantada cuando Eliza da a Alfred parte de sus ganancias, antes de tomar la decisión de ir a recibir clases de Higgins; la segunda parte la canta Alfred Doolitle al enterarse de que Eliza está viviendo con Higgins. En la película, toda la canción la canta tras el número musical “I’m an ordinary man” (“Soy un hombre normal”).

El instrumental “Busker Sequence”, que abre la obra tras el “Preludio” (“Overture”), es el único número musical omitido en la película.

Tras escuchar las pistas grabadas por Audrey Hepburn, y sin hablarlo con ella, el equipo de producción buscó una voz que doblase a Audrey Hepburn en las canciones, resultando elegida la soprano californiana Marni Nixon, que grabó todas las canciones completas excepto “Just you wait”, donde se escucha la voz de Audrey Hepburn tal cual en la mayor parte de la canción, exceptuando una transición melódica cantada por Marni Nixon.

Marni Nixon firmó guardar secreto por su participación y no recibió reconocimiento alguno en los títulos de crédito. Sin embargo, la información de que Audrey Hepburn sería doblada en las canciones acabó por filtrarse a la prensa.

Algunas de las interpretaciones originales de Audrey Hepburn para la película fueron publicadas en los años 1990, permitiendo al público juzgar si el doblaje realmente era necesario. En especial, sus interpretaciones de las canciones “Wouldn’t it be loverly?” y “Show me” están disponibles en los contenidos extras del DVD publicado en 1998. Aunque menos publicitado, Jeremy Brett (Freddy Eynsford-Hill) también fue doblado en las canciones por Bill Shirley.

Rex Harrison rechazó grabar previamente sus números musicales, explicando que nunca había cantado las canciones igual y, no podría hacerlo de forma convincente haciendo playback en el rodaje, . Para permitir que Rex Harrison cantara sus canciones en directo durante el rodaje, el estudio colocó un micrófono inalámbrico en las corbatas, siendo el primer micrófono inalámbrico usado en la historia del cine.

André Previn dirigió la versión final de la música escuchando la grabación de voz de Harrison, haciendo que el departamento de sonido ganase un Óscar por sus esfuerzos.

  • Alan Jay Lerner, en particular, confesó su descontento con la versión cinematográfica del musical, pues consideraba que no estaba a la altura de la dirección llevada a cabo por Moss. También estaba descontento con la decisión de rodar toda la película en los platós de Warner Brothers en lugar de en Londres.
  • La película se iba a llamar Lady Liza, pero Rex Harrison se negó a estar en una película donde el título de esta se basara en el papel femenino principal.
  • Como Audrey Hepburn era muy mayor para interpretar a Eliza, se contrató al actor Jeremy Brett, de 30 años, para interpretar a Freddie, quien en la película tenía 20.
  • Aunque en las canciones para la película el profesor Higgins tenía que cantar todo, a Rex Harrison le fue imposible cantar alguna nota, por lo que el director decidió que él casi hablara todas sus canciones, algo que el actor había hecho en la obra musical de Brodway.
  • Cuando Harrison aceptó el Oscar al mejor actor por la película le dio las gracias a sus «dos hermosas damas» («two fair ladies») Audrey Hepburn y Julie Andrews.
  • Harrison se encontraba furioso con la elección de Hepburn para el papel de Eliza. En una entrevista dijo: «Se supone que Eliza Doolittle se siente incómoda en los bailes europeos, la maldita Audrey no ha pasado un día de su vida fuera de los bailes europeos». Más tarde, el actor se retractó de lo dicho y cuando le preguntaron quién fue la mejor actriz con la que había trabajado, respondió inmediatamente: «Sin duda Audrey Hepburn».
  • Tiempo después Audrey Hepburn confesó que nunca habría aceptado el papel de Eliza Doolittle si hubiese sabido que el productor Jack Warner quería que se doblara su voz en las canciones. Junto con esto volvió a afirmar que Julie Andrews debería haber sido escogida para el papel.
  • Audrey Hepburn iba rechazar el papel en un principio porque quería que se lo dieran a Julie Andrews, sin embargo al enterarse Hepburn de que Andrews nunca fue ni siquiera considerada para el papel y que la siguiente en la lista era Elizabeth Taylor, lo aceptó en seguida. Taylor quería demasiado el papel; lo iba a usar para quitarse la mala imagen que se había ganado.
  • Jeremy Brett (Freddie), quien celebró su 30º cumpleaños durante la filmación, se llevó una gran sorpresa al saber que su voz en las canciones fue doblada por un hombre de 42 años llamado Bill Shirley, especialmente cuando su voz era bastante buena para el papel.
  • Jack Warner en un principio no quería a Harrison para el papel de Higgins ya que, cuando vio Cleopatra (1963), pensó que al actor se lo veía muy viejo para interpretar al enamorado de Hepburn. Peter O’Toole fue considerado para el papel, pero sus demandas económicas eran muy grandes. Se barajaron los nombres de Stanley Holloway,Cary Grant, Noel Coward, Michael Redgrave y George Sanders. Después, Harrison mandó una carta a Warner explicando que se lo veía viejo en Cleopatra porque se suponía que tenía que interpretar a un epiléptico. Junto con la carta mandó fotos actuales, y de este modo fue contratado.17
  • Jack Warner pagó 5,5 millones de dólares por los derechos para hacer la película (1962). Esto marcó un hito, ya que fue la cantidad más alta que se había pagado hasta entonces por derechos de autor. Un récord que se rompió en 1978 cuando Columbia pago 9,5 millones de dólares por Annie.

Versión de la película completa traducida al español.

 

Fuentes Wikipedia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s