Adiós al gran inspirado del tango: Horacio Salgán

 

El maestro Horacio Salgán falleció el pasado 19 de agosto. Para Gabriel Plaza de Clarín constituyó “el eslabón perfecto entre la tradición y la modernidad del tango”, y en efecto Salgán con su original concepción del tango  fue el impulsor de lo que se conoció  como “tango de vanguardia”.    

Es que Salgán era un gran inspirado: “-Maestro le preguntó su alum na (Natalia Figueroa), ¿cómo se le ocurre toda esta música?. Señaló mirando hacia el Cielo le respondió -“Escribo lo que me dictan”. 

 

 

Nacido en Buenos Aires el 15 de junio de 1916, comenzó a estudiar el piano a los 6, gracias a su padre y a los 13 ya era el mejor del conservatorio. Debido a  necesidades económicas a los 14 años empezó a trabajar tocando piano en matinés, bailes, casamientos  y como organista de iglesia.

Horacio SalgánA los 18 se sumó al plantel de Radio Belgrano. Acompañó al dúo folclórico Martínez-Ledesma. A los 20 años fue descubierto por Roberto Firpo , quien lo contrató para su orquesta típica. Ese mismo año (1936) debutó como arreglador de la orquesta de Miguel Caló. A fines de 1942 realizó su primera grabación (en RCA), y en 1944 creó su propia orquesta. Lo despidieron de Radio Belgrano y más tarde del sello RCA porque consideraban que su orquesta sonaba «rara» ( disonancias) y su cantante Edmundo Rivero cantaba «mal». Su orquesta duró hasta 1947, entonces Salgán se dedicó a componer y a enseñar, y en 1950 regresó con una nueva orquesta. En ese año también grabó con Piazzolla, En 1957 conoció al guitarrista Ubaldo de Lío. En 1960 formó y dirigió el Quinteto Real, cuyo objetivo era crear tangos instrumentales diseñados más para escuchar que para bailar. Fue uno de los grupos de tango más sólidos integrado por ,Enrique Mario Francini: violín, Pedro Laurenz: bandoneón, Ubaldo de Lío: guitarra, Rafael Ferro: contrabajo.   En 1970 tocó en el Lincoln Center ( Nueva York) y en 1972 en el Teatro Colón . En 1973 grabó su Nuevo Quinteto Real, el disco “ Los cosos de Buenos Aires”. Participaron de ese nuevo quinteto, los consagrados músicos Antonio Agri  y Leopoldo Federico.

 

 

El legado de Salgán se acerca a las  400 obras. Su uso del piano es casi orquestal. Por eso las obras resultan bastante difíciles. Se considera el único tanguero abstemio: «Para muchos, yo era el gil del ambiente. Se preguntaban: “¿Y este tipo cómo se divierte?”. Pero nunca me aburrí. Sólo puedo decir que siempre tuve otras maneras personales de divertirme» afirmó.

En 1998 actuó en “ Tango, no me dejes nunca”.  En 2005 recibió el Premio Konex al mejor músico popular de la década. Su última actuación ante un público masivo fue en 2010, en los festejos por el Bicentenario. Allí tocó por última vez junto a su amigo y compañero Ubaldo de Lío (1929-2012). En la edición 2016 del Mundial de Tango se planeó homenajearlo con “Celebración Salgán” pero el pianista luego de  cumplir los 100 el 15 de junio pasado falleció horas antes de que el festival lo recibiera.

Recomendaciones en video para conocerlo más:

  • “El café de de los maestros” (2008) dirigido por Miguel Kohan.
  •  “Salgán & Salgán” (2015) de Caroline Neal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s