Bayreuth, donde la ópera se resucita

Las 52 óperas del año

bayreuth-festival-theatre

Mi primera vez en el Festival de Bayreuth. Bayreuth, Bayreuth, suena como un sueño. Báiroit. Un oasis de ópera en que mundo y tiempo dejan de existir, la imagen se hace música y la partitura se destila en color. Fantasía colectiva, ejercicio de autopersuasión. Ayer vivimos al maestro Wagner, le dotamos de memoria. Ayer se amó la ópera hasta el extremo.

Dicen que ya no cantan los mejores. Que es un mundo en decadencia mecido en humilde tumba del fundador. También yo lo decía anteayer: que en Valencia se ha representado un mejor Anillo del Nibelungo; Nueva York, Múnich o Berlín. Y, sin embargo, ayer, en Tannhäuser, entre humeantes biorreactores de fermentación alcohólica, sonó el arpa y dijo: “Bayreuth es feo – Bayreuth es perfecto

Bayreuth es el lugar en que el de voz fea y vulgar se sacrifica incruentamente por amor y trata…

Ver la entrada original 204 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s